Cuándo bañar a un gato

Gato en el agua

Los gatos son animales que constantemente se están aseando. Son muy limpios, tanto es así que enseguida que notan algo que no debe de estar ahí se lamen esa zona para dejarla pulcra.

Sin embargo, a veces será necesario que nos encarguemos nosotros de esta tarea. Para ello, tenemos que saber cuándo bañar a un gato.

Como decíamos, los gatos son animales extremadamente limpios. Sin embargo, pueden dejar su higiene personal un poco de lado si se encuentran enfermos o, también, debido a una edad avanzada. Sólo en estos casos se debe de bañar al gato, pues si se encuentra sucio podría dejar de comer y acabar teniendo serios problemas de salud, llegando incluso a poner en riesgo su propia vida. Por supuesto, también se debe de bañar cuando se ha metido en algún sitio y ha acabado lleno de suciedad. Ésto último no ocurre muy a menudo, y rara vez les pasa a los gatos que salen al exterior, pero aunque se encuentre totalmente sano, si vemos que él sólo no va a poder asearse completamente, tendremos que echarle una mano.

Y… ¿cómo hacerlo? Bueno, esa es una muy buena pregunta. Te puedo decir que sólo tuve que bañar a una de mis gatas hace años porque se puso enferma y dejó de asearse. En aquella ocasión utilicé un paño que humedecí en un cubo con agua caliente (pero sin llegar a quemar), y poco a poco se lo fui pasando por la espalda, las patas y un poquito por la cara (más que nada para quitarle las lagañas que pudiera tener).

En las tiendas de animales y clínicas veterinarias venden champús para gatos, pero cuando el animal se encuentra delicado de salud te recomiendo que uses sólo agua, ya que si se traga un poco de champú, puede serle perjudicial. En caso contrario, puedes usarlo echando una o dos gotitas en el cuello y cerca de la cola, limpiarlo a consciencia y quitarle el champú con agua. Cuando hayas terminado, sécalo bien con una toalla.

Si tienes dudas, ponte en contacto con nosotros.


Escribe un comentario