Cosas a tener en cuenta antes de tener un gato

Gato blanco

Los humanos siempre nos hemos sentido atraídos por los gatos: su mirada enigmática y su interesante carácter han hecho de este pequeño felino un animal muy popular en las casas de todo el mundo. Lamentablemente también son muchos los que han sido y están siendo abandonados, o que se han criado en la calle. Se dice que bajo la piel de cada gato se encuentra el espíritu del tigre o del león, y que por eso pueden sobrevivir mejor en la calle que un perro. Pero un gato que ha estado toda su vida viviendo en un piso o en una casa, si su dueño lo abandona va a tener muchas dificultades para sobrevivir pues no ha tenido oportunidad de desarrollar la técnica de caza como un gato que ha tenido acceso al exterior desde jovencito.

Por todo ello creemos importante hacer este artículo, pues muchas veces nos dejamos llevar por un impulso, o porque el niño lo quiere, y nos olvidamos un poco del propio gato, es decir, de la responsabilidad que supone tener uno (o varios).

Gato

Las cosas que se han tener en cuenta son:

  1. Antes de pensar en si tener un cachorro o un adulto, de raza o mestizo, habla con la familia para comprobar que todos están de acuerdo en tener un nuevo miembro más en casa, en cuidarlo y darle cariño todos los días de su vida. Asimismo, también se debe de hablar sobre los gastos (tanto veterinarios como de comida y accesorios que necesita el felino). Esto es muy importante, pues si alguno no está de acuerdo pueden surgir problemas que podrían conllevar al abandono del animal.
  2. Una vez que está aclarado el primer punto, se puede pensar en si coger un gatito o un gato adulto.
    -Los gatitos son una monada, son traviesos, juguetones, revoltosos… y si se piensa en tener uno se ha de estar dispuesto a que: juegue con las plantas, tire cosas al suelo mientras investiga, juegue contigo con las uñas sacadas (hasta que no tenga unos cuantos meses, no sabrá controlarse), y que te despierte a horas inapropiadas porque quiere jugar. Sólo son unos meses, pero son de mucha importancia, pues un gatito que no se ha educado en el entorno adecuado suele tener problemas de sociabilidad una vez adulto.
    -Los gatos adultos son por lo general muy tranquilos y no llevan tanto trabajo como los más jóvenes. Ya tienen su carácter formado, pero por supuesto aún están en la edad perfecta para aprender.
  3. Hay muchos gatos tanto de raza como callejeros que están en protectoras y perreras de todo el mundo. Los mestizos suelen tener menos problemas de salud que los de raza, debido a que tienen una mayor variedad genética, lo cual hace que sean más resistentes, y únicos. En cambio los de raza ya sabes qué tamaño tendrá de adulto, cómo será y cuál será probablemente su carácter.
  4. Otro punto a tener en cuenta es si lo vamos a querer hacer criar o no. Debido a la cantidad de gatos abandonados y en protectoras que hay, es recomendable que los castremos (tanto al macho como a la hembra) alrededor de los seis meses, que es cuando la gata puede entrar en celo por primera vez. Si se quiere hacer criar, aconsejable hacerlo de forma responsable y sabiendo que los futuros cachorros estarán en buenas manos.

Gato blanco y negro

Recordemos que son seres vivos y que por muy independientes que parezcan son animales que piden constantemente atención y cariño, sobretodo esto último. Y que cuanto más reciban, más van a dar.

Si hay una especie que sea tan buen amigo de los humanos como lo son los perros, sin duda alguna es el gato.


Escribe un comentario