Cortando las Uñas de nuestro Gato


Aunque muchas personas que tienen gatos optan por quitarles las garras de manera definitiva, considero que este es el mecanismo más inhumano que puede existir, ya que existen otras formas de controlar la destrucción causada por rascar y arañar ciertos elemento de nuestra casa. Es por este motivo que recomendamos a todos nuestros lectores que opten por mantener las uñas de sus mascotas recortadas. Resulta mucho más sencillo hacer esto y mucho más conveniente para nuestro animal.

Sin embargo, no crean que es una tarea tan fácil. Es importante que utilicemos cortaúñas especiales para animales, que consisten en una especie de guillotina que evitarán que las garras de tu animal se lastimen. De igual manera existen otros elementos que se asemejan a las tijeras, que poseen un filo corto y tienen forma de gancho, muchas personas prefieren este tipo de herramienta ya que les resulta mas fácil de manejar que la anterior.

De igual manera, para realizar el corte de las uñas de tu animal, te recomiendo que asegures a tu gato en el hueco de tu brazo menos hábil, es decir, si eres diestro, asegúralo con la izquierda, y si eres zurdo, al contrario. Mantenlo apoyado sobre tus piernas, o entre tus rodillas,  mientras aprietas suavemente las almohadillas de sus patas para que se asomen las garras. Te recomiendo que examines las garras previamente para que te familiarices con esta parte de su cuerpo y luego sea mucho más sencillo seguir el procedimiento.

Ten en cuenta que la parte que debes cortar, es la que se encuentra sobre la parte rosada de cada uña, sin olvidar los espolones. Los espolones se encuentran únicamente en las patas delanteras, exactamente en los laterales, como si fuera una especie de pulgar. Recuerda que, si encuentras demasiado problemático sostener a tu gato con una mano y con la otra tratar de cortar sus uñas, puedes pedir ayuda de alguien para que lo sostenga mientras tu realizas este procedimiento.


Escribe un comentario