Convivencia entre gatos y perros

Muchas personas tienen en su casa perros y gatos y logran que la convivencia sea perfecta entre ellos. Y es que a diferencia de lo que mucha gente piensa, estos animalitos pueden llegar a convivir tranquilamente, sin que hayan problemas o complicaciones con la convivencia.

Tanto los perros como los gatos, tienen un instinto depredador, el cual han tenido que reprimir en gran medida, debido a la convivencia con nosotros los seres humanos y al hecho de compartir el espacio junto a nosotros. Este instinto, con el que nacen, les impulsa a cazar otras especies de animales, por lo que en muchas ocasiones, es normal ver que los perros y los gatos, persiguen insectos, pájaros, ratones o cualquier otro animal que vean en frente de ellos.

En muchas ocasiones,  los perros, pueden llegara tratar de perseguir a los gatos, por lo que estos últimos reaccionan atacando, arañando y hasta mordiendo. De igual manera, hay otros gatos que, ante el ataque, corren despavoridos huyendo de las garras de los perros.  Muchos dueños de mascotas, para controlar este tipo de comportamiento, realizan gran variedad de juegos y actividades para desarrollar su intelecto y su instinto.

Cabe destacar, que es importante que desde pequeños tengamos ambos animales, un gato y un perro cachorro, para que se acostumbren a jugar juntos y a compartir un mismo espacio, sin crear complicaciones en la convivencia.  Para garantizar una buena convivencia entre los perros y los gatos, es importante que nos basemos en el previo conocimiento de cada una de las especies, para que aprendan a conocer y respetar las reacciones y el comportamiento del otro.


Escribe un comentario