Convivencia entre gatos y perros II

Como lo mencionábamos anteriormente, muchas personas tienen en su casa perros y gatos y logran que la convivencia sea perfecta entre ellos. Y es que a diferencia de lo que mucha gente piensa, estos animalitos pueden llegar a convivir tranquilamente, sin que hayan problemas o complicaciones con la convivencia.

Es muy importante destacar, que tanto los perros como los gatos, tienen un instinto depredador, el cual han tenido que reprimir en gran medida, debido a la convivencia con nosotros los seres humanos y al hecho de compartir el espacio junto a nosotros. Este instinto, con el que nacen, les impulsa a cazar otras especies de animales, por lo que en muchas ocasiones, es normal ver que los perros y los gatos, persiguen insectos, pájaros, ratones o cualquier otro animal que vean en frente de ellos.

Es importante recordar que los perros son mucho más dóciles y fáciles de educar y de entrenar que los gatos, ya que estos últimos son mucho más independientes, aunque no significa que no sean amorosos y cariñosos.   Es por este motivo, que esas pequeñas diferencias entre estos dos animales, pueden llegar a generar conflictos entre unos y otros, pero con nuestra ayuda seguramente lograremos solventarlas y disminuir las tensiones.

Como lo mencionábamos en la nota anterior, la convivencia será mucho más sencilla si socializamos a los animales desde que son muy pequeños, ensenándoles que deben compartir el mismo territorio y acostumbrándolos a tener contacto temprano, no solo entre gatos y perros, sino también con otros animales y otras personas.


Escribe un comentario