Consejos para que los gatos y los niños se lleven bien

Cuando tenemos un gatito en casa, nos acostumbramos rápidamente a su forma de ser, a su característica soledad e inteligencia. Es normal para nosotros que nuestro animal ronde por cada uno de los rincones de la casa, y esto realmente nos tiene sin cuidado, ya que al fin y al cabo es la casa del gatito también.  Es evidente que el animalito nos reconoce a nosotros y a nuestros familiares, pero qué sucede cuando otras personas, y sobretodo otros niños llegan a la casa y nuestro gato los considera extraños totales.

Seguramente su comportamiento se modificará, se podrá mostrar un poco temeroso, prefiriendo esconderse que salir a saludar. Pero también puede suceder que el animal se muestra agresivo y a veces algo tosco. Es por este motivo que debemos tener en cuenta algunos consejos para que cuando lleguen visitantes a nuestra casa, no se produzcan ningún tipo de inconvenientes y problemas entre nuestro animal y la visita.

Desde el comienzo es importante tratar que haya un acercamiento entre las personas y el felino, para que de esta manera, el último se acostumbre a la persona y no se preocupe o tenga temor de ser atacado. El acercamiento va a ayudar a que los animales enfrenten su miedo, y a que la persona, también pueda enfrentar el suyo, en caso de temerle a los gatos.  No olvides que tú debes estar todo el tiempo ahí para darle seguridad al gatito y evitar cualquier tipo de reacción de su parte.

Es importante permitir que el niño juegue con el animal, pero no sin antes asegurarte que este tiene todas las vacunas y que ha sido desparasitado. Recuerda advertirle al niño que los gatos son animales muy inteligentes, que deben ser tratados con mucha paciencia, que generalmente están a la defensiva pero que son muy cariñosos y que una vez se ganen su confianza podrán jugar amablemente.


Escribe un comentario