Consejos para nuestro gato en invierno

 

Aunque tu gato es autosuficiente y tolera los cambios de temperatura, por su naturaleza, durante el frío en los meses de invierno, viene bien hacer algunos cambios para que se sientan lo mejor posible.

Dejar entrar a tu mascota dentro de la casa es uno de los cambios quizás más importantes y más eficaces para el cuidado del gato en invierno. Si vives en una región del país más fría, prueba a instalar una puerta para animales de compañía con protección, es decir, con "doble puerta" así al entrar la mascota la contrapuerta exterior se cerrará y el aire frío no entrara en la casa.

Esto deja que tu mascota elija cuando quiere entrar en casa o salir a darse una vuelta por fuera.
Dentro de la casa puedes colocar una acogedora cama con los mismos elementos del salón o la habitación que el gato vaya a ocupar.

Pero eso no quiere decir que el gato no quiera estirar las patas y jugar un poco. Para mantenerlo feliz, tendremos que distraerlo de vez en cuando con algún juguete especial.


Escribe un comentario