Consejos para nuestro gato en invierno, II

 

Ofrécele casas para gatos con alfombras suaves, ideal para la escalada y afilarse las uñas, que van desde un simple palo con una terraza a estilos con alfombras cubiertas, árboles, casas o castillos.

Hay que mantener su actividad, proporcionando juguetes como ya comente anteriormente para satisfacer su curiosidad y la necesidad de caza.
Pelotitas tintineantes, plumas, cascabeles, pelotas y otros juguetes pueden mantener su actividad durante horas. Deja los juguetes por toda la casa, o juega con ellos.

Un juego muy divertido es alumbrar con ayuda de una linterna la pared, ya el gato persigue la luz a través de la pared.

 

Acondicionar el arenero para el invierno

 

Cuando el gato se mantiene dentro de la casa, la caja de arena asume una mayor importancia. Trata de conseguir un lugar que esté lejos de corrientes de aires, tales como puertas o ventanas.

Si empiezas a oler demasiado los escrementos o el arenero quizás es porque la temperatura ha bajado y deberíamos poner el arenero en un lugar más exterior de la casa. Sin embargo, los gatos son criaturas de rutina, y si le cambiamos el arenero puede que el gato aguante sus necesidades antes de que se acostumbre al nuevo lugar de la caja de arena.Por ello te aconsejo que cambies la caja de forma gradual.

 

Cuando se vaya acercando el invierno no hay nada mejor que tener a nuestro gato encima de las rodillas ronroneando, mientras nos sentamos frente a la chimenea.


Escribe un comentario