Consejos para el primer baño de tu gato

Aunque muchas personas consideren que los gatos no deben bañarse ya que ellos mismos se encargan de su propia higiene diaria, es importante que tengamos en cuenta, que a pesar que se bañan con su lengua todos los días, a toda hora, debemos ayudarlos y bañarlos periódicamente. El aseo será fundamental para que, tanto su piel como su pelaje, se mantengan impecables y evitemos enfermedades o malos olores.

Sin embargo, es importante tener ciertos cuidados a la hora del baño, ya que los gatos tienen una piel bastante delicada, así como también un pelaje que merece cuidado, por lo que para que se mantengan siempre saludables y bellos, debemos tener en cuenta ciertos consejos a la hora de darle el primer baño a tu mascota.

Una vez que tu gato ha cumplido los tres meses de edad, debes saber que se encuentran listos para recibir su primer baño. Es vital que durante el momento del aseo y de limpieza, trates de hacerlo de manera muy cuidadosa, tratando de elegir los mejores productos, prefiriendo aquellos que han sido recomendados por el veterinario para evitar problemas de piel o alergias.

Es muy importante también, que, como es su primer contacto con el agua, no lo hagas tan rápido, ya que podría asustarte. Trata de hacerlo lo más despacio posible, dejando que el animal se vaya adaptando lentamente al agua, lo cual lo ayudará a sentirse más confiado y seguro.  Ten en cuenta que los gatos deberán bañarse cada 2 meses, pero hay limpiezas, como la de los oídos que debemos realizar por lo menos cada dos semanas como mínimo.


Escribe un comentario