Consejos para cortar las uñas de los gatos II

Como lo mencionábamos anteriormente, aunque muchas veces muchas personas pueden considerar esta tarea un poco difícil y complicada, y prefieren dejar que sea el veterinario o la persona encargada en la clínica veterinaria que lo realice, déjenme decirles que no es algo difícil de hacer, y si aprender a realizarlo correctamente, podrás ahorrarte un poco de dinero y cuidar tú mismo las uñas de tu animal.

Lo más recomendable es que empieces a realizarlo mientras tu gato se encuentra pequeño, aunque si ya tu gatito está mayor o adulto, no te preocupes, la mayoría de estos animales pueden llegar a ser persuadidos para aceptar este procedimiento. Es importante que antes de empezar a cortar las uñas de tu animalito, tengas a la mano las herramientas necesarias para hacerlo de manera adecuada.

Una vez tienes agarrado y asegurado a tu animalito, debes aprovechar y sostener una de sus patas con tu mano menos hábil, como te esta dando la espalda, será un poco difícil que te arañe o que se suelte. Luego, utilizando tu mano hábil debes sostener el cortaúñas, y presionar las almohadillas de la pata del animal con la otra mano, para que de esta manera, las garras se asomen. Es importante que las examines cuidadosamente, para que te familiarices con su aspecto antes de realizar cualquier tipo de corte.

Si las garras son blancas, como sucede en la mayoría de gatos, será fácil reconocer dónde debes realizar el corte. Jamás cortes la parte rosada de la uña, ya que puede causarle gran dolor al animalito y empezar a sangrar exageradamente. Si tienes alguna duda acerca de cómo cortarla o hasta donde, es preferible que cortes menos cantidad de uña y realices más cortes periódicos que cortar donde no se debe.


Escribe un comentario