Consejos para cuidar el pelo del gato

Gato bicolor aseándose

El gato dedica gran parte de su tiempo a asearse. Cuando se despiertan por las mañanas, después de comer, después de que lo acaricies, después de ir al baño… En definitiva, cada vez que siente que está sucio o que podría estarlo. La higiene, pues, es algo sumamente importante para este animal; sin embargo, si está muy enfermo o débil puede dejar de asearse, y si eso llegase a ocurrir, su vida podría correr peligro.

Para evitarlo, te voy a dar unos cuantos consejos para cuidar el pelo del gato.

La manera más eficaz de evitar problemas futuros, es anticiparse a ellos. En este caso, lo que tenemos que hacer es acostumbrar al peludo desde muy jovencito a los baños y a los cepillados, ya que así, el día de mañana si llegase a ocurrir algo, nos será mucho más fácil cogerlo en brazos, llevarlo hasta la bañera o el lavamanos, y bañarlo (si no sabes cómo hacerlo, aquí te explicamos cómo debes de proceder).

Es importante saber que no se puede bañar a un gato más de una vez al mes, la piel podría acabar perdiendo su propia capa protectora. Si se ensucia antes de que hayan pasado los 30 días, lo asearemos con un trapo o una toalla pequeña humedecida en agua templada (ni fría ni caliente), sin champú. Después, lo cepillaremos.

Baño del gato

Pero además del aseo personal (o felino, mejor dicho 🙂 ), también debemos cuidar de su alimentación. Los piensos con un alto contenido en proteínas de origen animal y que no llevan ningún tipo de cereal ni derivados, ayudarán a que el pelo del gato se vea brillante, sano. Puedes incluso mezclar su comida con aceite de salmón para cuidar todavía más de su pelaje (y de paso, para que disfrute aún más de su comida).

Con estos consejos, tu gato podrá presumir de pelo.


Categorías

Trucos

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario