Conductas compulsivas en los gatos II

Como lo mencionábamos anteriormente, así como nosotros los seres humanos, tenemos algunas conductas que son compulsivas y repetitivas, nuestros animalitos también pueden tenerlas. Es importante prestarles mucha atención ya que estas manías o costumbres pueden convertirse en comportamientos repetitivos regularmente que terminan convirtiéndose en un problema. Es importante destacar que esto no será ningún tipo de problema, ya que ellos suelen repetir sus hábitos, cuando se encuentran aburridos y necesitan entretenerse.

Sin embargo, en muchas ocasiones, este tipo de comportamientos, dejan de ser esporádicos y se convierten en una rutina constante, que hace que sea compulsiva, poniendo en riesgo la salud del animalito y su calidad de vida. Es por esta razón, que el día de hoy, les traemos otros de los hábitos compulsivos más habituales, para que usted los conozca y empiece a tomar cartas en el asunto, preste mucha atención.

Limpiarse y lamerse excesivamente algunas partes de su cuerpo, puede convertirse en una actividad compulsiva que debemos prestar atención. Es conocido que los gatos, son bastante limpios e higiénicos, ya que se la pasan limpiando su cuerpo, sin embargo, cuando este comportamiento se hace tan exagerado que el animal termina arrancándose el pelo de su cuerpo por estar lamiéndose mucho esa zona, es importante que prestemos vigilancia.

Este tipo de comportamiento, suele darse cuando el animal se encuentra pasando por una periodo de ansiedad o de estrés, ya sea por haberse cambiado de casa o simplemente porque la llegada de un nuevo integrante en la familia (animal o humano) lo altera; así que deberás contrarrestar este síntoma, tratando de ayudarlo a pasar por ese momento difícil.


Escribe un comentario