Comunicación en gatos

 

Los gatos se sirven básicamente del olfato para distinguir a los demás gatos.

Cuentan también con una amplia variedad de expresiones faciales y usan su cuerpo para comunicar sus sentimientos e intenciones.

La cola del gato es una de las partes más expresivas de su cuerpo. La diversidad de sonidos expresivos del gato son producidos por las cuerdas vocales verdaderas o inferiores, en tanto que las cuerdas falsas o superiores son las responsables del ronroneo.

Los gatos son capaces de ronronear, bufar, gruñir, y tienen una peculiar llamada de dolor imposible de ignorar.

Cuando crecen, a este repertorio de sonidos se añaden otros, dependiendo del entorno del animal y de sus oportunidades de aprendizaje.


Escribe un comentario