Comunicación en gatos II

 

Ya empezamos a hablar sobre como se comunican los gatos en el otro apartado, pero todo no queda en los sonidos que realizan estos felinos. También se comunican con la expresión del cuerpo.

La comunicación de los gatos ofrece múltiples posibilidades. Aparte de la voz, que puede hacerse mimosa y ronroneante o ronca y amenazadora, las expresiones de su cara son también “parlantes”.

Así, como muestra de agresividad e intimidación, inclinan las orejas hacia atrás, dilatan las pupilas, erizan los pelos y muestran los dientes con los labios recogidos.

Si el gato se muestra cauteloso, enfilará las orejas hacia delante.

Para manifestar su contento entornará los ojos en actitud plácida.

Todo el cuerpo posee, pues, sus códigos de lenguaje. El lomo curvado, signo de intimidación, puede interpretarse también como deseo de caricias.

Si su modo de andar es pausado, con la cola levantada, se trata de un gato confiado y seguro de sí mismo.


Escribe un comentario