Comportamiento alimentario del gato

Gatos

Los gatos tienen fama de ser unos auténticos gourmet; de hecho, hay algunos que son especialmente delicados con la comida. Si bien cuando pensamos en los felinos nos imaginamos a grandes animales cazando a sus presas para luego comérselas, nuestro amigo es un poco diferente.

Pero, ¿cómo es el comportamiento alimentario del gato?

El gato es, como sabemos, un depredador. A diferencia de los leones por ejemplo, en estado salvaje caza en solitario. Sin embargo, cuando vive en casa con los humanos y al tener comida disponible durante todo el día, el instinto de cazador podríamos pensar que ya no lo necesita, algo que es completamente cierto. Pero la realidad es que desde que nacen hasta el fin de sus días se va a comportar como lo que es: un felino. Y esto significa, entre otras cosas, que tras cada comida vamos a ver cómo dedica un tiempo a asearse.

Si tu amigo sale al exterior y de vez en cuando te trae ‘regalos’, no es nada agradable, pero lo mejor que se puede hacer es deshacernos de la ‘presa’ en cuanto no nos esté mirando. ¿Por qué? Bueno, él piensa que nos ha traído comida, por lo que no es recomendable regañarle ni ponerle mala cara, pues no quiere que nosotros pasemos hambre.

Gatito limpiándose

Pero, ¿por qué nos traen presas? ¿Por qué no se las comen? Esto tiene una sencilla explicación: cazan por instinto, no por hambre. De hecho, te puedo decir que he visto a muchos gatos jugar con lo que, en teoría, iba a ser su cena y luego dejarlas en el suelo. Si nos fijamos, nuestros amigos comen muy poco realmente (unos 6-10 gramos cada vez), pero muchas veces al día. Es más, dedican muy poco tiempo a comer: menos de 30 minutos/día.

¿Conocías estas curiosidades sobre el comportamiento alimentario de los gatos?


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario