Cómo tratar el estreñimiento en gatos

Gato blanco y negro

Nuestros amigos peludos a veces pueden tener problemas de estreñimiento, ya sea porque la comida que le damos tiene un bajo contenido en fibra, porque se le ha formado una bola de pelo o porque no le gusta su caja de arena. En todos estos casos, es muy importante que lo observemos bien, pues de no hacerlo el excremento volverá a ser absorbido por el cuerpo, creando así una capa en los intestinos, lo cual es muy peligroso para su salud.

Para evitarlo, te voy a contar cómo tratar el estreñimiento en gatos.

¿Cómo saber si mi gato está estreñido?

Los síntomas más comunes de estreñimiento en los gatos son los siguientes:

  • Pérdida de apetito: es probable que se acerque al comedero, pero verás que no le apetece comer. Puede dar un par de bocados y poco más.
  • Vómitos: este es un síntoma que aparecerá sobretodo si tiene bolas de pelo, o si se ha tragado algo que no debería. El cuerpo intenta deshacerse de ello a través de la boca del animal.
  • Deja de peinarse: el gato se puede sentir tan mal que dejará de peinarse y de asearse normalmente.
  • Deja sus excrementos fuera del arenero: si no le acaba de gustar su bandeja, lo que hará será dejar sus heces fuera de ella, las cuales tendrán forma de bolas pequeñas y duras.
  • Presencia de sangre o mucosidad en los excrementos: si ves sangre o mucosidad, es un síntoma claro de que tu gato tiene estreñimiento.

¿Cómo se trata?

Para tratar el estreñimiento es necesario saber primero qué es lo que lo está causando, por lo que es muy recomendable llevarlo al veterinario para que nos diga exactamente por qué está estreñido, especialmente si vomita, pues como decíamos, podría ser que tenga una bola de pelo o que se haya tragado algo que no debería.

En casa también tendremos que hacer algunas cosas, que son:

  • Darle una comida de calidad, sin cereales y con un alto contenido proteico (de origen animal). Si te lo puedes permitir, incluso es mucho mejor que le des carne cruda.
  • Peinarlo a diario. Así eliminaremos el pelo muerto, y disminuiremos, así, el riesgo de que se formen bolas de pelo.
  • Jugar con él, mantenerlo activo. Dedicaremos varios minutos al día (por ejemplo, 10 por la mañana y 10 por la tarde) a ejercitar al peludo.
  • Darle una cucharada sopera de vinagre de manzana si tiene estreñimiento ocasional.
  • Y por supuesto, mantener la bandeja de arena limpia y en un lugar tranquilo, donde la familia no haga mucha vida.

Gato atigrado relajado

Con estos consejos ya verás como tu gato puede ir a su baño particular mucho mejor 🙂 .


Escribe un comentario