¿Cómo son los juegos de los gatos?

Gatos jugando

Los juegos de los gatos son muy curiosos, ya que muchas veces parece que se están peleando en vez de jugar. Y es muy normal que nosotros nos preocupemos de que puedan llegar a hacerse daño, aunque nunca pasa nada. Bueno… sí, que son tantos los sonidos, y ”manotazos” que se dan, que es muy probable que nuestro corazón lo sienta…

Ahora bien, ¿cómo puedo tranquilizarme? O, lo que para el caso es lo mismo, ¿cómo sé dónde está el límite entre el juego y la pelea?

Empezaré hablándote del juego. Los gatos, además de jugar para divertirse, lo hacen también para practicar y perfeccionar sus dotes de caza. No podemos ni debemos olvidar que son animales depredadores, y que como tal, algunos comportamientos son algo muy natural para ellos: como acechar a su presa o dejar marcas con sus uñas en determinados lugares para hacerle saber a los demás que ése es su territorio.

Los juegos incluyen bufidos, y quizás gruñidos, especialmente de un gato adulto que no quiere jugar más con un gatito el cual no deja de insistirle, como muchas veces le ha ocurrido a mi gata Keisha con el gatito que ya conoces, Benji. Ambos se quieren mucho, duermen juntos, comen juntos, pero el cachorrín a veces puede ser muy insistente. No hay día en que parezca que inician una pelea, pero siempre acaban jugando al pilla-a-pilla.

Gatos

Las peleas son algo más serio. Los gatos implicados erizan el pelo del lomo y de la cola para parecer más grandes ante su adversario, su mirada es fija, y tienen los cuerpos tensos, rígidos, preparados para atacar en cualquier momento. Además, estos animales tienden a evitarse mutuamente y, por lo tanto, no hacen nada juntos.

Para evitar este problema es necesario que, a la hora de traer a un nuevo gato en casa se mantenga en una habitación separado del gato ”viejo”, a fin de que puedas hacer las presentaciones de una manera segura y tranquila.


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario