Cómo saber si tu gato es obeso

Gato obeso jugando

Actualmente la obesidad es un problema que cada vez más gatos tienen. Nosotros, los humanos, pasamos muchas horas fuera trabajando o buscando trabajo, y cuando llegamos a casa queremos descansar. Pero claro, tenemos a un peludo que ha pasado mucho tiempo solo, aburrido, y cuando llega su cuidador, quiere jugar con él.

Si no se le estimula, con el tiempo puede ir ganando peso. Veamos cómo saber si tu gato es obeso.

Se considera que el gato es obeso cuando supera entre un 15 y un 20% de su peso corporal. En aquellos que son de raza, la obesidad se puede valorar objetivamente, pues existe un estándar de peso; sin embargo, en los mestizos y/o cruces, no resulta tan fácil. Ahora bien, en términos general, podemos decir que los machos mestizos deben pesar alrededor de 5kg, y las hembras alrededor de 4kg. Sin embargo, podremos saber si nuestro amigo está obeso si…:

  • Nos cuenta encontrar las costillas del gato. Cuando ponemos las manos en ambos lados del animal y no las palpamos, es momento de empezar a ejercitarlo.
  • La capa de grasa de los hombros y la columna vertebral es muy gruesa. La grasa acumulada, si nos dificulta poder palpar los huesos, no está indicando que es obeso. Si continuara aumentando de peso, podría llegar a tener dificultades para caminar correctamente.
  • No se le distingue la cintura. Si miras al gato desde arriba y no ves el cuerpo definido de un felino sano, es una señal inequívoca de que está ganando peso.

Gato obeso

La obesidad es un problema que, a menos que se trate a tiempo, puede llegarle causar dificultades para respirar y caminar debido a la acumulación de grasa. Es importante que a diario juguemos con él. No es necesario ponernos a correr por toda la casa; de hecho, bastará con coger una cuerda y animarle a jugar con ella.

Además, así pasaréis momentos muy divertidos. Pruébalo 😉 .


Escribe un comentario