Cómo saber si tu gato es feliz

gato feliz

Si un gato está poco activo es un síntoma de que no es un minino feliz, ello puede dar lugar a que se sienta irascible, no se deje acariciar, no coma, orine fuera de su arena y pueda pasarse el día maullando por toda la casa, estos son los claros síntomas de que el gato no es feliz.

Podemos saber si tenemos un gato feliz haciéndole la vida más fácil, solo hay que comprobar una serie de comportamientos que nos dan la señal de que es feliz, como puede ser, subirse a las alturas, explorar y recorrer los diferentes espacios de la casa e interactúa, aunque sea por un espacio breve de tiempo, con los habitantes de la casa.


La alimentación es importante para su día a día. Mayormente suelen comer dos o tres veces al día, aunque algunos son de los que le gusta estar comiendo pequeñas porciones o pienso a lo largo del día. Si el gato se mantiene más o menos en un peso normal, significa que no tiene anomalías y por lo tanto es un gato feliz. Puede suceder que pierda o gane peso y eso es un síntoma de que le pasa algo, bien sea físico o psicológico.

Los gatos son los animales más limpios que hay, mayormente están todo el día acicalándose, aunque lo normal son unas tres veces al día. Sucede lo mismo con sus deposiciones, la usan durante el día y siempre correctamente. Cualquier otro comportamiento puede ser un síntoma de que no es feliz.

Si tu gato duerme a pierna suelta con un sueño relajado y tranquilo y siempre busca sus lugares favoritos, es que, aparte de ser un gato que vive seguro en el hogar, es un gato igualmente feliz.

Y para finalizar, los gatos suelen vocalizar para comunicarse con nosotros, es importante aprender su lenguaje con los maullidos para detectar cualquier cambio.


Categorías

Curiosidades

Rosa Sanchez

Puedo decir que el gato puede ser el mejor amigo del hombre. Rodeada siempre de ellos me impresionan y me maravillan por la gran capacidad que tienen... Ver perfil ›

Escribe un comentario