Cómo saber si mi gato tiene frío

Gato en cama

A medida que las temperaturas van bajando, nuestros amigos pueden llegar a sentir los primeros fríos. Además, veremos como se vuelve algo más activo durante el día, pero por la noche hará lo que sea por conseguir el mejor sitio: la cama y, a poder ser, debajo de una sábana o manta.

Les encanta meterse por cualquier parte, y si el buen tiempo se marcha… tratarán de protegerse, como sea. Así que, para ayudarle a pasar mejor estos meses, te contamos como saber si mi gato tiene frío.

Si bien algunas veces resulta obvio, pues es el propio animal quien se mete debajo de las mantas o se pone a dormir cerca de alguna fuente de calor, otras puede resultar algo más complicado. Y será entonces cuando tengamos que preocuparnos, pues podría ser que el animal haya sido una víctima más del virus de la gripe, o que tenga un simple resfriado. En cualquier caso, si ves que está bajo de ánimos, apático y/o ha perdido el apetito, llévalo al veterinario para que lo revise.

Para evitar que nuestro gato se ponga enfermo, es importante tener las ventanas bien cerradas para que no haya corrientes de aire. También hay que poner mantas en lugares donde pase mucho tiempo, o dejarle dormir con nosotros.

Gato

Los gatos que no tienen pelo, como los Sphynx, son mucho más sensibles a las temperaturas bajas, por lo que no estará de más vestirlos con ropa de abrigo para felinos. Así, ellos se sentirán mucho mejor y tú te aseguras de que no van a pasar frío.

Por último, si tu pequeño felino sale al exterior, seguramente notes que ha aumentado un poco la cantidad de comida que ingiere a diario. Esto es completamente normal, pues necesita comer más para recuperar las calorías que pierde manteniendo el cuerpo a una temperatura adecuada.

Estos animales pueden llegar a ser muy frioleros, tanto, que se volverán incluso más mimosos.

¿Cómo proteges a tu gato del frío?


Escribe un comentario