Cómo proteger a mi gato en casa

Maine Coon

El gato, al ser un animal tan curioso, a veces se puede meter en problemas. Cuando se toma la decisión de llevar uno al hogar para que conviva con nosotros, es muy importante evitar que se pueda hacer daño. Si no sabes cómo hacerlo, te voy a contar cómo proteger a mi gato en casa.

Apunta estos consejos y verás como conseguimos que no le pase nada.

Dentro del hogar encontramos varios peligros para nuestro amigo: productos químicos (incluyendo los que usamos en la cocina y en el cuarto de baño), bolsas de plástico, cables eléctricos, plantas tóxicas para felinos… A todo ello hay que añadir, además, todas esas cosas pequeñitas (como por ejemplo, canicas, chinchetas, etc.) que podría llegar a tragarse. Es cierto que no suele ocurrir, pero es preferible ser precavidos.

Así pues, tendremos que evitar que el peludo se acerque a todo aquello que le pueda hacer daño. ¿Cómo? Muy sencillo. Sabemos que les encanta jugar con todo lo que puedan coger y/o mover, pero si adherimos los cables bien a la pared y guardamos las cosas que pueda tragarse en un lugar seguro, el riesgo de que surjan problemas prácticamente desaparece.

Gato en casa

Pero además de protegerlo de las cosas materiales, en el caso de que tengamos niños pequeños u otros animales domésticos, debemos de enseñarles a jugar correctamente con el gato, para que todos disfruten del momento. Y, por supuesto, también hay que hacerle entender al gato que no siempre los demás quieren jugar, y que sobretodo no tiene que usar sus uñas ni dientes pues de lo contrario alguien podría acabar con un arañazo o un mordisco.

Los gatos son animales muy curiosos por naturaleza, por lo que es imprescindible tomar una serie de medidas en el hogar para evitar que sufran daños.

¿Conoces otras maneras de protegerlo en el hogar?


Escribe un comentario