Cómo presentar a dos gatos

Gatitos

Si tienes pensado añadir un segundo felino a tu familia, esto te interesará. Hoy vamos a hablar de cómo presentar a dos gatos, una tarea que puede ser muy complicada, pero que voy a tratar de simplificártela todo lo que pueda para que no te tengas que preocupar… en exceso. Aquellos que somos locos de los gatos siempre terminamos preocupándonos, por mucho que nos digan que no pasa nada, ¿verdad?

Pero, lo primero que has de hacer es coger aire, y sobretodo empezar a tener paciencia. Puede que cueste, pero el resultado final habrá valido la pena. Y mucho. ¿Te animas a dar el segundo paso?

No los presentes de golpe

Este es un error muy frecuente, pero que puede llevar a la futura relación al desastre. Aunque por lo general se acaban llevando bien, a veces no ocurre así. De hecho, lo ideal es tenerlos en habitaciones separadas durante un tiempo en el que aprovecharemos para intercambiarles las camas, los areneros y los juguetes.

Durante los primeros días es probable que no se sientan muy cómodos, pero ya verás como terminan acostumbrándose. En cuanto notes que sienten curiosidad y que incluso se duermen en la cama intercambiada, podrás pasar al siguiente paso.

Que se puedan ver, pero desde una barrera

Ahora que ya aceptan el olor del otro, es momento de que puedan verse. Por precaución, es muy recomendable que se adquiera una barrera de seguridad para bebés, y se coloque por ejemplo en un pasillo: en un lado habrá un gato, y en el otro el segundo peludo. Si la situación se vuelve incómoda o tensa, no te preocupes: inténtalo de nuevo mañana.

El uso de productos que imiten a las feromonas felinas puede ser una ayuda muy buena para ellos, pues los mantendrá tranquilos. Y esa tranquilidad te la transmitirán a ti, agilizando así el proceso.

Gatos jugando

Con tiempo y cariño, conseguirás que sean grandes amigos, seguro.


Escribe un comentario