¿Cómo hacer un rascador para gatos?

Una de las actividades características de los gatitos es rascarse. Es un acto innato y necesario para ellos. Generalmente se rascan las uñas para limpiarlas y afilarlas, y  lo peor de todo, es que cuando deben hacerlo no les importará dónde lo hacen. De esta manera, si quieres evitar que tu animalito te estropee los muebles, o te dañe alguna mesa, es importante que le consigas un rascador.

Si tienes una casa grande o un departamento muy amplio te recomiendo que coloques un rascador en diferentes puntos estratégicos para que al verlo rascándose en un lugar indebido lo lleves al rascador hasta que capte y entienda el mensaje.  Para ahorrar dinero, el día de hoy, te enseñaremos como hacer tu propio rascador de gatos , así que presta mucha atención.

Primero que todo, es importante que decidas las medidas de tu rascador. De igual manera, debes tener en cuenta que el poste debe ser estable, ya que si se cae, el animalito empezará a tenerle miedo y nunca lo utilizará. El poste también deberá ser cómodo, del mismo tamaño de su gato o un poco más alto para que se acomode a él cuando se estire.

Te recomiendo que uses un poste de 12 por 12 centímetros, o dos piezas de 6 centímetros por 12 centímetros pegadas juntas, y luego cortadas a la largura que lo necesites. Para realizar la base, debes recordar que esta tiene dos capas. La primera está hecha con tres secciones de más o menos 30 centímetros de lado a lado, así que corta dos secciones para que estas coincidan con la anchura de la primera capa. Luego pon estas secciones en la segunda capa y ata la capa superior en la inferior utilizando tornillos especiales de madera.

Es importante que la base la cubras con el material elegido para que tu animal se rasque, puede ser un material parecido a la alfombra. Otra cosa que puedes hacer, es comprar una alfombra barata y forrarlo con esta. Asegúrate de clavar los clavos muy bien utilizando un martillo, para que no sobresalga alguna punta que pueda engancharse en las uñas de los gatos, o peor aún en su piel. Por último, por el poste en el centro de la base y agárralo muy bien con un tornillo a cada lado. Recuerda que el poste debe forrarse también con la alfombra. Si prefieres,  añade uno de los juguetes de tu gato en la parte de arriba del poste para que sienta curiosidad y se acerque a este.


Escribe un comentario