Cómo hacer que mi gato sea menos agresivo

Gato_enfadado

Los gatos son animales pacíficos, que sólo se meterán en un conflicto cuando se sientan muy tensos e incómodos. Por lo que es necesario saber qué es lo que les molesta para que se comporten de una manera antisocial, incluso queriendo atacar.

Para ayudarte con la tarea, vamos a ver cómo hacer que mi gato sea menos agresivo.

Identifica el problema

Nuestros amigos son muy sensibles a los cambios, y no sólo eso, sino que también se contagian de nuestras emociones, hasta el punto de que pueden empezar a hacer cosas que no deben, como por ejemplo:

  • Hacer sus necesidades fuera de la bandeja
  • Mostrar un comportamiento antisocial
  • Muestra indicios de querer estar solo
  • No quiere que le acariciemos
  • Se le cae más rápido el pelo
  • Empieza a lamerse mucho una zona (principalmente suelen ser las patas)
  • Pierde el apetito

Antes de saber si se trata de un problema emocional, hay que descartar que el animal pueda tener algún problema de salud física. Teniendo esto en cuenta, lo primero que tenemos que hacer es llevarlo al veterinario, ya que podría tener una infección de orina, o sentir dolor.

Una vez que sepamos que el gato realmente se siente muy incómodo, es momento de que nosotros trabajemos. Sí, sí, nosotros. No hay que echarle la culpa al animal por hacer las cosas que hace. Lo que hay que hacer es saber si nosotros nos estamos sintiendo mal, o estamos viviendo unos días tensos, y si es así, es probable que nuestro amigo nos esté tratando de decir que nos calmemos.

Cómo solucionar el problema

Mi recomendación, en base a mi experiencia, es que estés tranquilo/a y que tengas mucha paciencia. Quizás te lleve tiempo solucionar el problema, pero al final el resultado valdrá la pena.

Lo que se debe de hacer para ello es empezar a vivir de una manera más calmada. Si necesitas tomar infusiones para recuperar tu paz interior, meditar o hacer yoga, hazlo. Si quieres irte a dar una vuelta, hazlo. Estos son los detalles que, aunque parezca lo contrario, le vendrán muy bien a tu gato… y también a ti.

Gato

No olvides que el cariño y el respeto serán tus mayores aliados.


2 comentarios

  1.   Mi Miga dijo

    Genial post!!

    Tengo que confesar que llegue por aquí porque me molestó en cierta manera el título. Salvo raras excepciones los gatos no son agresivos, sino nosotros lo estamos haciendo mal (tocándolos cuando no quieren, etc.)

    Pero ya leído el post, me encanta!!
    Me encanta el enfoque de no centrarse en un “comportamiento indeseado” sino en el porqué de este comportamiento y nuestra relación con él. Un gato que reacciona inusual no es para ‘fastidiarnos’, tiene su razón y debemos averiguar cual es. Ellos son muy sensibles a nuestro estado emocional y reaccionan muchas veces de espejo. Y podemos aprender mucho con y de ellos.

    Saludos felinos.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Mi Miga.
      Sí, este artículo tiene un título ”con trampa” 🙂
      Nos alegra de que te haya gustado.
      ¡Un saludo!

Escribe un comentario