Cómo hacer que a mi gato le guste el agua

Bañar al gato

La higiene personal es una de los quehaceres diarios más importantes para nuestros amigos, tanto es así que si están muy enfermos no sólo dejarán de asearse normalmente, sino que incluso pueden dejar de comer poniendo en peligro en su vida.

Así que, por lo que pueda pasar, en esta ocasión te explicaremos cómo hacer que a mi gato le guste el agua. Así, llegado el momento, no se sentirá incómodo ya que podremos ayudarle a relajarse.

Edad ideal para empezar a acostumbrarlo: 3 meses

Sí, cuanto antes antes se empiece mucho mejor. Los gatitos se acostumbran más rápido que los adultos, además contamos con un aliado: su curiosidad. Es cierto que son curiosos durante toda su vida, pero los más jóvenes son más activos y les gusta explorar todo a su alrededor unas cuantas veces al día entre siesta y siesta.

Aún así, si tu peludo es adulto puedes igualmente intentar que le guste el agua. No sabemos si le llegará a gustar del todo, pero con tiempo y paciencia (además de muchos mimos y premios 🙂 ) todo es posible. Veamos qué tenemos que hacer.

Cómo hacer que le guste el agua

Es muy recomendable empezar por llenar la bañera o donde queramos bañarlo con un poquito de agua, no más de 3cm, y lo llamaremos con un tono de voz alegre. Una vez que esté con nosotros, le daremos una golosina para gatos.

Ahora, dejaremos que se acerque a curiosear. No lo meteremos todavía, ya que al ser el primer día es muy probable que terminemos con algún que otro arañazo. De momento y durante una semana nos dedicaremos sólo a que esté relajado junto al agua, dándole premios y caricias.

Pasado ese tiempo, entonces nos pondremos unos guantes y, tranquilamente, lo introduciremos en la bañera. Si se mantiene calmado, habremos logrado que le guste el agua y podremos limpiarlo usando un champú especial para gatos; en caso contrario lo intentaremos unos días más tarde.

Si por lo que sea hubiese que lavarlo urgentemente, lo lavaremos humedeciendo una toalla en agua tibia y pasándosela por el cuerpo. Finalmente, lo secaremos bien con otra toalla y dejaremos que se marche.

Gatito limpio

Como ves, no resulta muy fácil conseguir que a un gato le guste el agua, pero no es imposible 😉 .


Categorías

Trucos

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Mercè dijo

    A los míos les ha dado por meterse en la bañera y cuando abro el grifo y les toca el agua saltan, pero vuelven otra vez.
    Lo mismo pasa con el váter, sienten curiosidad, pero yo cierro la tapa porque no quiero que resbalen y caigan dentro.
    Por cierto que se podría inventar un adaptador de WC para gatos 🙂
    El bicolor (blanco y negro) es extremadamente curioso, quiere saber el “porqué” de todo a su alrededor. Tengo que apartarlo cuando friego los platos, me lavo los dientes… “eso” tan curioso que sucede con el agua le tiene muy muy intrigado.
    Los míos como no salen de casa están muy limpios y huelen bien, la arena aglomerante y fina con perfume también ayuda a que no tengan posibilidad de ensuciarse.
    Si ocurre algún pequeño “accidente” le limpio la zona con toallitas húmedas de bebé.
    Cuando haga calor les dejaré que experimenten chapuceando con el agua, a ver que pasa.

Escribe un comentario