Cómo evitar que mi gato me muerda

Gato muerde la mano

Los gatos son animales depredadores, es decir, están diseñados para la caza. Cuando conviven con nosotros solemos acabar cometiendo el error de jugar con nuestras manos mientras es un cachorrito, ya que sus mordiscos no duelen demasiado, pero nos olvidamos de que dentro de unos meses será adulto, y entonces sí que nos puede hacer mucho daño.

En esta ocasión vamos a hablar sobre cómo evitar que mi gato me muerda.

Lo más importante que debe aprender tu gato es que ni tus manos ni tus pies son un juguete, por lo que siempre que vayas a jugar con él, coge un plumero o un peluche que esté en medio del animal y de tu mano. Pero nosotros también debemos aprender algo: a divertirnos con nuestro amigo peludo. Es muy habitual que a veces, aprovechando que está boca arriba, pongamos nuestra mano abierta sobre su vientre y la movamos de un lado a otro. Bien, esto no se puede hacer, pues él enseguida sacará su instinto depredador y, no sólo te morderá, sino que puede llegar a arañarte.

Si le estás acariciando suavemente -y tranquilamente- la tripa y de repente te muerde, cierra la mano y no la muevas. Cuando la suelte, podrás recuperarla y, acto seguido, ponte a hacer otras cosas. Así terminará aprendiendo que, si te muerde, no hay caricias.

Gato mordiendo

Si tienes niños en casa, o si te visitan algunos, enséñales que siempre que se quiera jugar con un gato hay que utilizar un juguete, nunca nuestro cuerpo. Así, él podrá ejercitarse mientras que la familia se entretiene viéndolo sin tener que preocuparse. Todos salen ganando.

También es muy necesario que haya un ambiente tranquilo en casa, pues si hay tensión y/o estrés, lo más probable es que el gato muerda porque no se siente cómodo, y es conveniente buscar alguna solución: cambiando nuestra rutina y/o solucionando los conflictos que podamos tener, para que la convivencia sea buena.

¿Qué te ha parecido?


Categorías

Trucos

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario