¿Cómo escoger a un gato?

Gatito

Los gatos son animales adorables, ya sean cachorros o adultos. Pero cuando se va a un refugio de animales o a un criador, no siempre resulta fácil escoger a un gato, básicamente porque en muchos de los casos… ¡quisiéramos llevárnoslos todos! Aunque claro, eso no es posible, así que… ¿cómo tomar la decisión más acertada?

Toma nota de estos consejos para que puedas volver a tu hogar con el candidato ideal para ti.

¿Gato o gatito?

Los pequeños felinos pueden vivir hasta 20 años, e incluso algunos más. Los más jóvenes -por lo general- son muy activos, y cuando digo ”muy” me refiero a que están todo el día investigando y correteando por la casa, para luego descansar un rato y seguir corriendo. En cambio, una vez que cumplen el año de edad empiezan a calmarse un poco, pero en realidad cada gato es único. Algunos seguirán comportándose como cachorros durante años, y otros sin embargo serán más tranquilos.

En base a esto, lo ideal será saber cuánta paciencia vas a tener para educar a un gatito. Los adultos son más recomendables para personas tranquilas, solitarias, que buscan compañía; y los gatitos más para personas activas, pacientes. Siempre que sea posible, debes estar un rato con ellos, observando su comportamiento: el que creas que más se adapta a tu propio carácter, será ese sin duda tu compañero ideal. Y no te olvides de hacerle al cuidador todas las preguntas que desees resolver.

Ragdoll

No se tiene que adquirir con un gato por capricho o por ”moda”

Esto es muy importante, pues no son pocos los que deciden convivir con un gato porque el hijo lo quiere, y luego acaban abandonándolo. Los refugios están llenos de animales que han sido víctimas del capricho humano, y lamentablemente son pocos los que consiguen encontrar a un verdadero y definitivo hogar.

Los gatos son animales que si se les trata con cariño, confiarán en ti más rápido de lo que nos podamos imaginar. No es justo para ellos que luego terminen sus días en una jaula.

De igual modo, tampoco se debe de regalar un gato a nadie, a menos que estemos totalmente seguros de que ésa va a ser su familia durante toda su vida.


Escribe un comentario