¿Cómo es la digestión en gatos?

Gato lamiéndose

¿Cuántas veces has escuchado a alguien decir que a los gatos les encanta el pescado y/o la leche? Muchas, ¿verdad? Si bien estos dos alimentos se les puede dar de vez en cuando, siendo más recomendado darles el primero sin espinas y la segunda que sea para consumo felino, lo cierto es que no hay nada como darles una alimentación apropiada para ellos.

Si es la primera vez que convives con un peludo, es probable que cuando vayas a comprar un pienso no sepas cuál elegir. Y es que, ¡hay tantos! Para ayudarte, te explicaremos cómo es la digestión en gatos.

Sistema digestivo de los gatos

Tal y como puedes ver en la imagen, el sistema digestivo de nuestros amigos es muy similar al que tenemos nosotros. Lo primero que hacen es masticar y triturar bien la comida, para después dirigirla al estómago. Ahora bien, si hay algo que nos diferencia son sus jugos gástricos: son mucho más potentes que los nuestros, ya que debe de poder digerir carne animal (roedores, aves, etc.). Las plumas, el pelo, y todo aquello que no pueda digerir, lo regurgitará.

La comida pasa del estómago al intestino delgado a través del píloro, mezclándose con la bilis y otras sustancias. Una vez ahí, las enzimas digestivas se encargan de neutralizar los ácidos del estómago y separar el alimento en los nutrientes que necesita el cuerpo: proteínas, hidratos de carbono y grasas. Finalmente, aquello que no se ha podido digerir, se va acumulando en el duodeno hasta que es expulsado en forma de heces.

Gato comiendo

Todo este proceso puede durar unas 14 horas, pero dependerá del tipo de alimentación y de la edad del gato que dure más o menos. De hecho, la digestión en gatos que se alimente con un pienso húmedo o con dieta natural, es mucho más corta que la de otro que se alimente de un pienso seco. La digestión se alargará aún más si además tiene un gran porcentaje de cereal o similares.

Así pues, ¿cómo puedes ayudar a tu gato a hacer mejor la digestión? Leyendo detenidamente los ingredientes del pienso. Estos animales son carnívoros, por lo tanto, tenemos que descartar aquellos que tengan cereales, maíz o derivados en altos porcentajes, y apostar por los que tengan un alto porcentaje de carne. Son algo más caros, pero piensa que lo que te gastas en comida, te lo ahorras en gastos veterinarios, lo cual es mucho mejor, ¿no crees? 🙂


Categorías

Alimentación

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Iriana Hernández dijo

    Hola Monica muchas gracias por tu articulo…Soy de Venezuela, si bien debes saberlo, estamos pasando por un grave problema de escasez de alimentos, y entre ellos también se encuentra la escasez de comida para gatos, también hay escasez de arroz, y hace poco descubrí que le gusta la arepa de harina de maíz precocida esto es bueno para ellos???, sin embargo este también es un producto que está escaso, pero sinceramente ya no se que darle. Muchas gracias por la ayuda.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Iriana.
      Siento mucho por lo que estáis pasando 🙁 . Ojalá las cosas mejoren muy pronto. ¡¡Mucho ánimo desde España!!
      Con respecto a lo que comentas, los cereales ni sus derivados son alimentos, digamos, naturales para los gatos. Pero cuando la comida escasea, si le gusta y ves que sigue haciendo vida normal, pues oye, que siga comiendo eso. Lo más que puede pasar es que tenga un poco de diarrea, pero nada más serio. Le puedes dar latas de atún, caldos de pollo u otro tipo de carne, embutidos. Incluso puedes probar a darle leche de vaca a ver cómo reacciona; si no le sienta mal, de vez en cuando le irá bien para saciar el apetito, pues es más nutritiva que el agua (pero ojo, no quita la sed).
      Lo dicho, mucho ánimo y fuerza. Un fuerte abrazo.

Escribe un comentario