Cómo enseñar a mi gato a usar el rascador

Gato en el rascador

Acabas de comprar todo el mobiliario para tu amigo peludo, pero tienes dudas de si le gustará o no, porque si no le gusta… no lo utilizará, y eso supondría tener que descambiar los productos. Puede ocurrir, y esto es algo que tenemos que tener en cuenta: no todos se mostrarán encantados con sus juguetes nuevos.

Una de las cosas que hay que hacer, una vez tenemos todo en casa, es descubrir cómo enseñar a mi gato a usar el rascador. Esta es una duda muy común, ya que puede que tu compañero no muestre interés por él. Si este es tu caso, no te preocupes. Te voy a dar una serie de consejos para tratar de que termine gustándole… mucho no, muchísimo. Sigue leyendo.

Afílate tus uñas en él

Sí, sí, no es ninguna locura. Haz como que te afilas tus uñas en el rascador. Los gatos aprenden por imitación, y es probable que acabe haciendo lo que tú haces. Lo único que tienes que hacer es asegurarte de que te vea. Para ello bastará con llamar su atención con una llamada cariñosa.

Hierba gatera

La hierba gatera es una planta herbácea que los gatos adoran. Si tienes un rincón donde cultivarla -ya sea en interior con mucha luz o en el exterior-, coge algunas hojas y pásalas por el rascador. El felino no tardará en hacerle un visita.

Gato

Introduce el rascador en los juegos

No se trata de que tengas que ir moviéndolo de un sitio a otro, sino de algo mucho más sencillo: cuando estés jugando con el gato, por ejemplo con una pelota, ponla encima del rascador. Verás cómo acude en busca de su preciado juguete y, al mismo tiempo, verá que ha encontrado un sitio ideal para mantener sus uñas en perfecto estado.

Es muy aconsejable darle premios al gato cada vez que utilice el rascador para reforzar el comportamiento. En poco tiempo estos premios no serán necesarios, pues él terminará sintiéndose recompensado sólo por el hecho de tener un lugar perfecto donde descansar y jugar.


Escribe un comentario