Cómo elegir un veterinario

Gato

¿Cómo escoger un buen veterinario? A veces resulta complicado, bien porque no tengamos oportunidad de desplazarnos mucho, o bien otras circunstancias. Pero lo cierto es que no debemos de dejarnos influenciar por las opiniones que puedan tener otras personas, al menos hasta que seamos nosotros mismos los que lo comprobemos. Por supuesto, algunas veces esas opiniones resulta que son ciertas. Y, ¿qué hacer en este caso? Buscar otro. Puede que esté más lejos, pero siempre has de tener la oportunidad de elegir al profesional que atenderá a tu gato.

Debe de ser una persona que responda a todas tus dudas, y sepa tratar bien tanto a tu querido amigo, como a ti.

Gata

A ningún animal le gusta ir al veterinario. Se ponen nerviosos, inquietos, y en algunos casos agresivos con los profesionales que les atienden. Es algo que, como dueños de gatos deberemos tener en cuenta. Si a nuestro gato le disgusta enormemente ir a la clínica, podremos utilizar algún producto específico para estas ocasiones, que ayudarán al animal a mantenerse tranquilo.

Cosas que nos ayudarán a saber si es un buen veterinario

  • Lo primero y más importante será que tenga el número de colegiado, además de disponer de una clínica y/o hospital veterinario.
  • Las instalaciones deberán de estar limpias.
  • El trato con las personas deberá de ser agradable, o como mínimo, debe resolver todas las dudas que tengas. Estamos hablando de una persona que trabaja de cara al público, y además con animales. Es muy importante que tanto el dueño como el veterinario ayuden al animal a estar cómodo durante el tiempo que esté allí.
  • Es sumamente importante que, como profesional de la salud (veterinaria, en este caso) te comente todos los efectos y/o riesgos que puede tener las vacunas y/o las operaciones.
  • Por último, te ha de dejar escoger, en base por supuesto a lo que te haya dicho. Por ejemplo: si te dice que puedes castrar a tu gato entre los 4 y los 6 meses, tú has de poder elegir a qué edad comprendida entre esos meses vas a llevarlo.

Gato

Escoger un veterinario u otro es una decisión que no se ha de tomar a la ligera. Mejor, si se puede, visita algunos y quédate con el que más confianza te dé.


Escribe un comentario