¿Cómo detectar parásitos en gatos?

Seguramente hemos escuchado hablar de los parásitos que pueden llegar a tener nuestros gatos, también es muy probable que conozcamos las pulgas y las garrapatas, sobretodo si hemos convivido con estos animales por mucho tiempo. Es importante destacar que ambos parásitos, la pulga y la garrapata, son los parásitos que más fácil se reconocen, ambas se alimentan de la sangre de nuestro animalito y aunque uno es más grande que el otro pueden observarse muy fácil.

Sin embargo existen otro tipo de parásitos que también pueden vivir en el pelaje del animalito, como por ejemplo los piojos, que son insectos pequeños que tienen fuertes garras, y que en la mayoría de las veces suelen pasar inadvertidos, hasta que empezamos a notar que nuestro gato se rasca con mucha frecuencia.  Otros parásitos externos, son los acáridos, que se alojan en los oídos, producen ulceras y costras. Los ácaros del pelo también pertenecen a este grupo y son altamente contagiosos y parecen escamas secas sobre el lomo del animalito.

Con respecto a los parásitos internos que pueden vivir dentro del organismo del animal, existen los anquilostomas, que son lombrices que se pegan a las paredes intestinales y se alimentan de la sangre, pueden llegar a causar la muerte de su animalito en tan solo dos semanas si no se tratan correctamente. La tenia o solitaria, es otro tipo de lombriz que es plana y segmentada y se agarra al intestino del animal.

Por ultimo tenemos los áscaridos que son lombrices de mayor tamaño que pueden llegar a alcanzar hasta los diez metros de longitud y viven dentro del estómago y los intestinos del animalito. Estos pueden producir apatía en nuestro animal, hacer que pierda peso, que presente un vientre hinchado y que se produzcan trastornos digestivos.


Escribe un comentario