Cómo cuidar a un gato esterilizado después de la operación

Gato gris

La castración y/o la esterilización felinas son dos operaciones que, siempre que se hagan en el lugar adecuado y con un personal cualificado, el animal se recuperará en tan sólo unos días con la ayuda de los medicamentos que le haya dado el veterinario, y con los cuidados que le des en casa.

Si no sabes cómo cuidar a un gato esterilizado después de la operación, no te preocupes. Aquí encontrarás una serie de consejos para que tu amigo y tú volváis pronto a pasar momentos inolvidables.

Recuerdo como si fuera ayer el día en el que llevé por primera vez a esterilizar a una gata. En aquella ocasión me llevé a mi gata Susty, que este mes de agosto ha cumplido 9 años. Corría el año 2007, ella acababa de cumplir los seis meses, y como empezaba a querer pasar mucho tiempo en la calle -de hecho, es una gata muy independiente a la que le encanta pasear por el campo-, decidimos pedir cita con el veterinario. Mientras llegaba el día, me estuve informando en varias páginas de Internet en qué consistía esta operación. Estaba muy nerviosa, y preocupada, pues no quería que nada saliera mal.

Y lo cierto es que no pasó nada de lo que tuviéramos que preocuparnos. Le pusieron la anestesia, y en poco más de 30 minutos ya habían terminado. Esa misma tarde me la pude llevar a casa. La puse en un lugar tranquilo, donde sabía que nadie podría molestarla, y pasaba mucho tiempo con ella dándole caricias o, simplemente, haciéndole compañía. En una semana se recuperó totalmente.

Gato descansando

Por propia experiencia te puedo decir que, si bien la preocupación es muy normal, a veces es exagerada. Eso sí, es importante que, como decíamos antes, tanto el lugar como el veterinario sean los adecuados. Una vez en casa, tendrás que administrarle analgésicos y/o antiinflamatorios, y sobretodo tratar de que no se quite el collar isabelino, especialmente si se trata de una hembra.

Resulta esencial que lo lleves a esterilizar cuando tengas unos días libres, para que puedas estar con tu peludo durante todo el día, evitando así que pueda lamerse la herida.

En poco tiempo volverá a ser el que era 😉 . ¡Ánimo!


Escribe un comentario