Cómo cuidar a un gato con moquillo

Gatito en veterinario

Cuando nuestro amigo se encuentra enfermo, o creemos que puede estarlo, es muy importante que lo llevemos al veterinario para que nos diga qué es lo que le ocurre, y qué podemos hacer para que recupere pronto la salud y el ánimo.

Una de las enfermedades más graves que puede tener un felino es el moquillo, también llamada panleucopenia. Una vez que el especialista se la haya diagnosticado a nuestro peludo, es necesario saber cómo cuidar a un gato con moquillo.

El moquillo felino es un virus que se contagia fácilmente entre gatos, y que puede resultar fatal si no se le pone en tratamiento cuanto antes. Debes saber que los medicamentos que le suministrarán a tu amigo tienen dos únicas funciones: disminuir los síntomas y, sobretodo, salvarle la vida, por lo que debes seguir las indicaciones que te haya dado el veterinario a fin de conseguir que supere la enfermedad en el menor tiempo posible. Este es un problema muy serio que, en el caso de que tengas más gatos en casa, tendrás que mantenerlos alejados del enfermo.

Éste tendrá que estar ubicado en una habitación cálida, cómoda, y disponer siempre de agua. Si ves que no bebe, dale agua con una jeringa -sin aguja-. Un gato debe beber entre 50 y 100 mililitros por kg de peso al día. También debemos asegurarnos de que come, pero en vez de darle pienso seco, es preferible darle comida enlatada de alta calidad.

Gato

Tampoco deben de faltar los mimos y las caricias. Si se siente querido y arropado, tendrá más energía y podrá superar mejor el moquillo. Cuando lo consiga, no te olvides de ponerle la vacuna contra esta enfermedad; de esta manera, se podrá prevenir.

Como vemos, cuidar de un gato con esta enfermedad puede requerirnos tiempo, y sobretodo paciencia, pero al final habrá merecido la pena.

Mucha suerte, y ¡ánimo!


Escribe un comentario