¿Cómo cuidar a un gato ciego?

Aunque puede no ser muy frecuente y puede no haberte sucedido, los gatos, al igual que los seres humanos pueden quedarse ciegos y necesitar un cuidado muy especial y riguroso. Ya sea debido a una enfermedad, un defecto congénito o a un accidente, nuestro animalito puede perder la visión o incluso los ojos. Sin embargo, esto no quiere decir que no vaya a poder disfrutar de su vida y seguir siendo feliz como lo era antes de quedar sin este sentido.

Como ocurre con los perros, los gatos, a pesar de no tener más su sentido de la vista, tienen una gran capacidad de adaptación que les permitirá agudizar sus otros sentidos, especialmente el del oído y el del olfato, por lo que podrán seguir desenvolviéndose casi en la misma medida que lo harían si tuvieran sus ojos en perfecto estado.

A pesar de esto, es importante que, si tenemos en casa un gato que ha quedado ciego, tengas una serie de precauciones para evitar que tu mascota sufra accidentes y que pueda vivir tranquilo y confiado. Lo primero que te recomiendo es que evites que salga de casa, sobretodo de noche, ya que será un riesgo para el animal. También te recomiendo que le hables muy suavemente antes de empezar a acariciarlo para que sepa que tu estas cerca y no se asuste cuando de pronto lo toques.

Es muy importante que evites cambiarle el sitio a sus cosas, como por ejemplo evitar cambiarle el lugar de la caja de arena, de su cama, o de su comedero, para evitar que se confunda y que se desoriente. SI tienes que moverlos por algún motivo, llama a tu gato desde ese nuevo lugar, para que el aprenda que ese es el lugar donde se encuentran.


Escribe un comentario