Cómo cuidar a un gato abandonado

Gato naranja en la calle

¿Cuántas veces has ido caminando por la calle y te has encontrado a un gato que aparentemente no tenía familia? Muchas, ¿verdad? El abandono de animales es un problema que, lamentablemente, aún está lejos de solucionarse en muchos países. Se podría solucionar fácilmente si se adoptara o se adquiriera con responsabilidad, con el compromiso de cuidarlo durante toda su vida, pero no siempre ocurre, por lo que son muchos los que acaban viviendo en la calle.

Estos peludos, cuando han vivido con humanos, les cuesta mucho adaptarse a la vida callejera, hasta el punto de que en cuanto encuentren a alguien que los alimenta no se van a ir muy lejos de donde se encontraron con él. Así pues, si te gustaría saber cómo cuidar a un gato abandonado, en este artículo te vamos a dar una serie de consejos para que el felino pueda hacer vida normal.

¿Es lo mismo un gato feral que un gato abandonado?

Antes de empezar, es importante diferenciar a los gatos ferales de los gatos que han sido abandonados. Aunque ambos estén viviendo en el mismo ambiente, los primeros han nacido y se han criado en la calle, y no se adaptarán bajo ninguna circunstancia a vivir en un hogar. Ellos suelen huir de los humanos, y se pueden enfadar mucho si tratas de cogerlos. Por otra parte, los gatos que han sido abandonados son aquellos que han estado viviendo una temporada con las personas, pero que por un motivo u otro han acabado en la calle.

La diferencia entre ambos es que el gato abandonado se va a acabar acercando a ti, buscando caricias y cariño. El gato feral no hará eso.

¿Cómo se cuida un gato abandonado?

Si encuentras un gato que ha sido abandonado, lo primero que tienes que hacer es llevarlo al veterinario para ver si tiene microchip para saber si está realmente abandonado o es que se ha perdido. En el caso de que no tenga microchip, se tienen que poner carteles para ver si alguien lo reconoce y lo está buscando.

Al cabo de 15 días, se considerará que efectivamente está en situación de abandono, y será entonces cuando podrás decidir qué hacer con él, es decir, si te lo quedas o le buscas familia. Un gato así si se queda viviendo en la calle no va a ser feliz: va a buscar siempre la compañía de un humano, una caricia, una muestra de cariño. Por lo que lo más recomendable es siempre hacernos cargo de él, o bien intentarle buscar un hogar, ya sea con la ayuda de una Protectora de animales, o bien por tu cuenta poniendo anuncios.

Mientras tanto, o si finalmente decides quedártelo, el gato tiene que comer un pienso adecuado para su edad, y por supuesto beber agua siempre que quiera. Además, si sospechas de que está enfermo, es aconsejable que un veterinario lo examine.

Gatito joven

Todos los gatos abandonados merecen un hogar.


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario