Cómo comunicarme con mi gato

Gato expresivo

Los gatos son animales que se valen de su lenguaje corporal para expresarse. También utilizan el maullido, a veces, pero lo cierto es que muchos de ellos no son muy ”habladores”, y cuando maúllan puede sonar algo así como un ”meow” flojito.

Entonces, para saber cómo comunicarme con mi gato, es muy necesario que aprenda qué quiere decirme con su lenguaje. Pero, ¿cómo? Si bien te puede llevar más o menos tiempo, ya verás como no es tan difícil como en un principio podría parecer.

De hecho, a medida que pasen los días te vas a ir dando cuenta de que se expresa de una manera determinada en cada situación. Un ejemplo muy claro es cuando llega el momento de darle su lata. Enseguida que te ve ir hacia la cocina, llamándole con un tono alegre, va hacia ti loco de contento y, nervioso, espera impaciente a que le llenes el comedero con el contenido de la lata. Es incluso probable que te maúlle una y otra vez, en un tono más bien agudo, hasta que por fin obtiene lo que quiere. En tan sólo un par de minutos ha utilizado su lenguaje corporal (maullidos cortos, ir hacia ti) para decirte lo mucho que quiere que le des la lata.

Pero en situaciones estresantes o en aquellas que sienta miedo, lo que hará será alejarse de la persona o animal que le haga sentir mal, o, si no tiene ninguna vía de escape, puede llegar a atacar.

Gato bostezando

Para tener una buena comunicación con nuestro gato te recomiendo que le hables siempre en tono más bien alegre, y que no hagas movimientos bruscos pues él podría verlo como un juego (o como una amenaza según sea el caso) y darte algún mordisco. También hay que evitar mirarle con los ojos bien abiertos e ir directamente hacia él, pues ésta es una actitud intimidatoria y lo que conseguiremos es que se vaya de la habitación o se esconda debajo de la cama.

Por último, no hay que usar castigos físicos con un gato. Pegándole no se corregirá la conducta, sino que se agravará. Si tu amigo tiene algún problema, lo primero que hay que saber es si tiene alguna enfermedad, y si todo está bien, entonces pedir ayuda a un etólogo felino que trabaje en positivo.

No debemos olvidar que una amistad se basa en la confianza y en el respeto, y que nuestro gato sólo quiere que seamos felices, con él.


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario