Cómo alimentar a mi gato

Gato comiendo pienso húmedo

Una de las cosas más importantes para nuestro amigo es la comida. En el mercado encontrarás varios tipos de pienso, infinidad de marcas y esto a veces puede dificultarnos elegir aquel que comerá el felino.

Especialmente si es la primera vez que convives con un peludo, en este artículo te contaremos cómo alimentar a mi gato.

Al gato lo podemos alimentar con pienso húmedo, pienso seco o con comida natural. Dependiendo de nuestro presupuesto nos tendremos que decantar por uno u otro. Así, tenemos:

Pienso seco

El pienso seco es, con diferencia, el más vendido actualmente. Son croquetas con un 14% (puede variar según la marca) de humedad y tienen varias ventajas:

  • Se conservan bastante tiempo: con lo cual, puedes ir rellenando el comedero a diario.
  • No ensucian: dejando el recipiente casi limpio.
  • No hay que cocinarlo: sólo echarlo al comedero.
  • Su precio es económico: aunque depende de la composición, lo cierto es que el pienso seco sale mucho más barato que el pienso húmedo.

Pienso húmedo

El pienso húmedo contiene -más o menos- un 70% de humedad. Es el más indicado cuando tenemos a un animal que no bebe demasiada agua, o que se encuentra enfermo. Y también tiene varias ventajas:

  • Al tener un elevado porcentaje de humedad, disminuye el riesgo de tener alguna enfermedad en el tracto urinario.
  • Tienen más sabor, con lo cual, le encantará.
  • Tampoco hay que cocinarlo, ni calentarlo en el microondas. Sólo abrir y servir.

Comida natural (BARF)

Cuando se quiere alimentar a un gato de la manera más natural posible, hay quien opta por darles BARF. Nuestros amigos son carnívoros estrictos, lo cual quiere decir que sólo comen carne. En casa se les puede dar: alitas y pechugas de pollo, vísceras, pescado… En el caso de la carne roja se tiene que servir cruda; en cambio, si se le da pescado, éste tiene que estar cocinado para evitar problemas.

Este tipo de alimentación tiene muchas ventajas: pelaje brillante, huesos fuertes, heces más pequeñas y menos olorosas… Sin embargo, de las 3 dietas, ésta es la más cara.

Pienso seco

Por propia experiencia te puedo decir que si un gato come un buen pienso sin cereales (ya sea seco o húmedo), de alta calidad, tendrá un estado de salud de hierro. Pero, como decíamos, es una decisión muy personal; y de todas maneras, elijas lo que elijas, seguro que le encantará 😉 .


Categorías

Alimentación

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario