Como acostumbrar nuestro gato a la jaula de viaje

Gato en una jaula de viaje

Nadie está exento de que un día cualquiera, y por cualquier razón, tenga que desplazarse de la ciudad por varios días y romper su rutina normal, pero esto puede hacerse con el trabajo o la casa, pero no con nuestro gato, al que no le resultará para nada divertido (además de ser peligroso) si lo dejas absolutamente solo.

Por lo que queda solo una opción: viajar con tu gato. ¿Pero como? Aunque sean muy mimosos, los gatos no se caracterizan por dejarse manipular muy fácilmente, y menos si pretendemos colocarle una correa y llevarlo como un perro. 

La única elección viable será la jaula de viaje, aunque tendrás que luchar con todas tus fuerzas para que tu gato la acepte, que no suele ser lo normal. Pero para estos casos te proponemos un sencillo método que permitirá combatir esa aversión que tiene el gato por la jaula que él ve como una cárcel.

Gato dentro de una valija

Solo tendrás que disponerla al alcance de tu gato todos los días, y colocando dentro de ella alguno de sus juguetes y mantas, o incluso un poco de comida. Verás como de a poco tu minino comienza a aceptarla como un elemento normal y parte de su vida, y hasta tal vez la elija para dormir una siesta!

Así, la próxima vez que debas llevar tu gato al veterinario o desplazarte fuera de la ciudad, guardar tu mascota en la jaula de viaje no será un problema.

Más información: viajar con gatos


Escribe un comentario