Cómo acercarse a un gato callejero

Gato

Son muchos los animales que viven en la calle, apartados de las personas que una vez los quisieron, pero que un día, sin más, los dejaron abandonados en cualquier rincón. Afortunadamente, hay un número creciente de voluntarios que se encargan de cuidarlos. Si tú quieres ser uno de ellos, debes aprender a respetar el carácter de cada animal.

Hoy nos centraremos en cómo acercarse a un gato callejero, algo que nos será muy útil si tenemos que llevarlo al veterinario o, simplemente, queremos ganarnos su confianza.

Los gatos callejeros, a grandes rasgos -hay que recordar que cada uno de ellos es único e irrepetible- pueden actuar de dos formas distintas ante la presencia de personas:

  • o bien sienten curiosidad y se acercan hacia ellas solicitando mimos,
  • o por el contrario huyen asustados

El primer comportamiento suele ser más propio de animales que han convivido con personas durante su infancia, y como consecuencia, también son aquellos a los que se les puede buscar un hogar definitivo. Sin embargo, el segundo comportamiento lo muestran aquellos que han nacido y se han criado en la calle, y que difícilmente se adaptarían a vivir con una familia humana, sobretodo si son adultos.

Así, para acercarnos a él lo primero que tenemos que hacer es observar sus movimientos durante una temporada desde una cierta distancia que llamaremos ”de seguridad”, que básicamente será aquella en la que no salga corriendo. A medida que pasen los días, ve reduciéndola.

Gatito negro

Un truco que no falla nunca, pero el que requiere más paciencia, es el de encargarse de llevarles de comer, siempre a la misma hora. Gradualmente verán que no les quieres hacer daño, sino todo lo contrario, ya que terminarán por asociar tu presencia con algo muy positivo: su comida. Cuando pase un poco de tiempo más puedes empezar a acariciarles, así como aquel que no quiere la cosa, por ejemplo, cuando estén comiendo.

Si te urge coger a un gato callejero porque necesitas llevarlo al especialista, lo ideal en estos casos es hacerse con una jaula-trampa para gatos, y depositar en su interior un comedero lleno de pienso húmedo. Lo dejaremos en el lugar que más frecuente el animal, y en cuestión de minutos u horas conseguiremos poder llevarlo. Importante: antes de coger la jaula, tápala con una toalla. De esta manera le disminuiremos el estrés que siente en ese momento.

¿Te han quedado dudas? No esperes más, y ponte en contacto con nosotros.


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario