Colores del manto en el gato

Colores del manto

Seguramente que muchas veces habéis tenido curiosidad por saber qué significan los colores que reproduce el manto del gato. Todo tiene su historia y su por qué, y más en el mundo felino sabiendo que vienen de infinidad de mutaciones y sobre todo por su descendencia propia de los gatos silvestres que casi se fundían con su entorno si querían sobrevivir.

El color del pelaje lo determinan los gránulos de pigmento del tallo piloso. Hoy existen muchas variaciones en el color del manto de los gatos, pero todos derivan de sólo dos pigmentos: negro y rojo. El negro fue probablemente la primera mutación de color, seguida de rojo y luego el blanco.


Curiosamente los tallos pilosos están dispuestos de tal forma que el animal parece de color gris pizarra. Este gen de dilución también actúa sobre la pigmentación amarilla, cambiándola a color crema y chocolate, a lila. Este dibujo conocido como ‘tabby’ o atigrado se llama agutí (rayas en el manto), y cada pelo contiene bandas de color más claro en la base y más oscuro hacia la punta.

En el gato doméstico, suele ser más visible en cachorros y con la madurez va atenuándose. Aunque el gen agutí es dominante, puede haber colores sólidos en gatos criados de forma selectiva debido al gen recesivo no agutí. Por ello, los gatos con pelaje no agutí se llaman gatos de color sólido.

Los mantos de color sólido son recesivos, por lo que el felino debe llevar dos copias del gen no agutí para que no resurja su dibujo tabby original. Algunos mantos tienen colores más densos y brillantes que otros. Esto sucede porque el gato posee un gen denso, lo que significa que cada pelo está más densamente cargado de pigmento. Así se crea, el negro, chocolate, cinnamon y rojo.

El gen blanco dominante no contiene pigmentos que enmascaren otros colores o combinen con ellos creando un dibujo. El gato blanco es genéticamente de color, y trasmite este potencial a sus crías. Los gatos bicolores tienen blanco en tripa y patas, con mechas de color en cabeza y espalda. El dibujo van (básicamente blanco) es el color predominante pero con manchas sólidas sólo en cabeza y cola.

De ahí que los criadores y encargados de sacar distintas variaciones en cuanto al manto, pero con el mismo color genético, le den distintos nombres. Eso sí, los estándares de cada raza suelen exigir que el color de labios, nariz y almohadillas esté acorde con el del manto.


Categorías

Curiosidades

Rosa Sanchez

Puedo decir que el gato puede ser el mejor amigo del hombre. Rodeada siempre de ellos me impresionan y me maravillan por la gran capacidad que tienen... Ver perfil ›

Escribe un comentario