Características principales de los siameses


Los gatos Siameses, originalmente nativos de Tailandia, han sido una de las razas de gatos más populares y tradicionales orientales de occidente desde el siglo veinte. Esta raza empezó a hacerse conocida fuera del continente asiático, a finales de 1880, cuando los lideres diplomáticos de esos países, empezaron a traer estos gatitos como regalos a sus amigos y familiares más cercanos.

Los siameses, llegaron a su pico de popularidad durante los años 60, cuando los criadores empezaron a optar por realizar una cría selectiva. Después de algunos años de cría controlada, lograron conseguir que estos gatitos tuvieran un aspecto mucho más llamativo y elegante. Cabe destacar que quieren quieran tener un gato siamés en casa, debe saber que existen más de 12 especies que provienen de esta misma raza.

Cuando estos gatos nacen, generalmente tienen colores blanco y negro, pero a medida que van creciendo, su color y textura del pelaje van cambiando. La mayoría de los gatos siameses tradicionales son de color negro con algún otro parche de otro tono diferente, por ejemplo su hocico puede tener otro color. El cuerpo de estos animales suele ser delgado y elegante, con cara triangular, hocico puntiagudo y ojos de diferentes colores.

Los gatos siameses, suelen ser bastante sociables y cariñosos, incluso con niños pequeños. De igual manera, por su temperamento amable son muy fáciles de entrenar, tratando siempre de consultar un especialista para que te enseñe la mejor forma de educarlo. Te recomiendo que le prestes mucho cuidado y atención a tu animalito, ya que necesitan contacto humano a diario para permanecer tranquilos y estables.


Escribe un comentario