Características del gato siberiano

Gato de raza siberiano

Con una historia que se remonta más de 1000 años atrás, el origen de de los gatos siberianos se produjo en la Siberia rusa y más adelante en San Petersburgo, desde donde se expandiría la fama de esta raza por todo el país, hasta que en los años 90 comienza a salir de Rusia, comenzándose a criar especialmente en Estados Unidos y Alemania.

El siberiano es una raza de gatos que se destaca por su tamaño más bien grande y de complexión fuerte y muy ágil. Posee el dorso redondeado y la espalda ligeramente curvada.

La cabeza es de tamaño grande, con ojos y orejas medianos, ovalados los primeros y anchas y redondeadas en la punta las segundas, mientras que la larga cola, ancha y muy tupida, termina en una graciosa punta.

Gato de raza siberiano

El pelaje del siberiano es semilargo, muy tupido y con collarín, adaptado perfectamente a los fríos inviernos de su tierra de origen. Los colores más habituales son las presentaciones en tabby o mezclas con blanco, pero se aceptan la mayoría de los colores.

El siberiano además se caracteriza por ser una raza muy ágil e inquieta, y que no para en ningún momento, por lo que brindarle un ambiente amplio será fundamental para su buena crianza, y más aun si tenemos en cuenta que se trata de gatos bastante independientes.

Más información: raza de gatos siberiano


Escribe un comentario