Carácter de los gatos según el color del pelo

Caracter del gato según su color de pelo

Si bien no todos los animales son iguales y, por lo tanto, no podemos clasificarlos de la misma forma, lo cierto es que existen algunas características preponderantes según el color de su pelaje. Cada gato negro, blanco, gris, naranja… es único e irrepetible. Una obra maestra de la naturaleza que, cuidada y tratada como se merece, se convierte en la criatura más adorable y querida por todos.

En este artículo especial voy a hablarte acerca del carácter de los gatos según el color del pelo para que te sea más fácil decantarte por uno u otro.

Gato negro

Gato de color negro

Y vamos a empezar haciendo una mención especial a los que por demasiado tiempo han sido temidos: los gatos negros. Han sido víctimas del temor y la ignorancia de los humanos, y quizás por ello hayan evolucionado hasta convertirse en un animal que, por lo general, suele ser tímido.

Uno de mis gatos, Benji, es negro. Es, como me gusta decir, mi ‘panterita’. Y más allá de que pertenece a la misma especie que mis otros dos animales, es decir, los tres son gatos, poco a poco empecé a notar que su carácter es un tanto especial. Al principio pensé que era cosa de su pasado, pues desde que nació hasta que lo recogimos con dos meses de edad vivió en un restaurante. Pero, para confirmarlo, durante un tiempo estuve observando cómo se comportaban los peludos negros que hay en la colonia felina que estoy cuidando.

Y todos ellos tienen algo especial. Cualquiera podría pensar que, al estar en el campo, estos gatos serían ‘salvajes’, nerviosos o incluso agresivos. Pero nada de eso. Son tímidos, sí, pero también muy tranquilos y, sobretodo muy, muy cariñosos, a diferencia de los que tienen el pelaje más claro. Y eso que todos reciben el mismo trato.

Si buscas un amigo fiel, sociable y tranquilo… pon un gato negro en tu vida 🙂 .

Gato naranja

Gato de pelo naranja

A menudo llamado Isidoro o Garfield si es macho, el gato naranja puede aspirar a ser el juguetón de la familia felina. Ideal para familias con hijos, es el típico animal que disfruta jugando con niños y mayores. También con mucha frecuencia es etiquetado como ‘extremadamente cariñoso’, lo cual quiere decir que le encanta que le acaricien y hará lo que sea por conseguirlo. Pero tranquilo/a, siempre lo hará de manera pacífica, como restregándose por tus piernas y luego tumbándose boca arriba a tu lado, y/o maullando y mirándote como ellos sólo saben hacer incluso aunque estés trabajando con el ordenador.

Aún así, la socialización temprana jugará un papel muy importante en el carácter de este gato. Si bien puede ser muy sociable, si no pasa tiempo con los humanos durante sus primeros dos-tres meses de vida crecerá huyendo de ellos. Ahora bien, debo decir que en el caso de que te encuentres a uno en la calle o en la colonia, con tiempo y premios se puede conseguir que, al menos, te acepte. ¿Cómo? Así:

  • Lo primero de todo que hay que hacer es ignorarle. Déjale el comedero y aléjate un 3-4 metros de él. Si puedes, ponte detrás de un árbol para que no te vea. Hazlo así durante una semana.
  • Pasado ese tiempo, es probable que ya te haya relacionado con algo bueno -la comida que hay en el comedero-, así que se irá acercando cada vez más a ti. Ahora puedes observarlo mientras come, pero manteniendo una distancia de 2-3m durante una nueva semana. Si se asusta o se siente incómodo, da unos pasos hacia atrás, lentamente y sin hacer movimientos bruscos.
  • A la tercera semana podrás reducir esa distancia, a 1 metro o 2. Es importante ver cómo actúa el gato para saber hasta dónde podemos acercarnos. Y, sí, lo haremos siete días más.
  • La cuarta semana será la más interesante. Podrás empezar a tocarlo, pero siempre como ‘aquel que no quiere la cosa’. Vigila sus movimientos y, si parece que no le disgusta, a medida que pasen los días ve incrementando las caricias y alternándolas con golosinas (o latas) para gatos.

Las probabilidades de que un gato naranja asilvestrado pueda vivir en un hogar son altas si se siguen estos pasos, por lo que vale la pena intentarlo.

Gato blanco

Gato blanco

Los gatos blancos son unos peludos muy elegantes. Pasan horas y horas manteniendo su pelaje sano y brillante. Sin embargo, son muy tímidos, probablemente debido a que en la naturaleza los animales de colores claros deben de tener mucho cuidado de los depredadores, pues se distinguen de la maleza con facilidad.

Si bien aquellos que viven en casa no tienen esa necesidad, la realidad es que el instinto de supervivencia es muy fuerte. Así pues, aquel que quiera tener un gato blanco en casa debe saber que necesitará mucho cariño y paciencia desde el primer día para que su amigo viva feliz.

Asimismo, también se recomienda esterilizarlos. Esterilizar y castrar a los gatos es muy recomendable para evitar más animales abandonados, pero además nos ayudará a tener unos peludos que vivirán más tranquilos.

Los peludos de color blanco serán muy buenos compañeros para aquellas personas que vivan solas, pues les darán mucho cariño y compañía.

Gato gris

Gato grisáceo

¿Qué decir de este gato? Su carácter es muy, muy especial. Sabe cómo llegar a tu corazón con sólo una mirada o con un simple gesto. Cariñoso, leal y travieso. Se podría pensar que tiene características de todos los demás felinos, y no nos equivocaríamos. Eso sí, si bien puede llegar a ser un poco tímido o desconfiado especialmente con la gente que no conoce, enseguida su seguridad aumenta y se acerca a la persona, primero para saludarla (o, mejor dicho, olerla) y luego para dejarse acariciar.

Pero como decíamos, de cachorrito es tremendo 🙂 . Corretea por toda la casa, salta por donde puede (y por donde no también cuando no lo vemos), en definitiva, es un poquito rebelde. Pero a medida que va creciendo se va relajando. Además, el cariño que da a su cuidador es difícil de olvidar.

Si le das permiso para dormir contigo vas a ver lo bien que te despiertas por las mañanas. Es una experiencia maravillosa, y si no me crees… prueba y verás. Por cierto, déjame decirte algo: aunque tengas una cama muy grande, él sólo dormirá en un rincón, a tu lado.

Los gatos son animales increíbles. Independientemente del color de su pelaje, elijas el que elijas … o el que te elija a ti, seguro que se convertirá en tu nuevo mejor amigo peludo 🙂 .


16 comentarios

  1.   Claudia dijo

    Me parece interesante y como seria un cachorrito de pelo rubio y crema, es un minino muy precioso, le gusta estar siempre a mi lado y le gusta morderme en el cuello, y muchas veces cuando estoy sentada solo quiere estar a mi lado, tiene dos meses de haber nacido y casi 3 semanas de vivir en mi casa, ya ronronea, me gustaria saber que tipo de alimentacion se le puede dar aun minino cachorrito. Espeor poder tener una buena informacion para su dieta d emi TOFFEE…. Gracias Claudia

  2. GUTTI, ASI SE LLAMA MI GATO, ES COLOR RUBIO, TRANQUILO, INTELIGENTE, AGIL, ENGREIDO, SOLAMENTE sE ALIMENTA DE CROQUETAS PARA GATOS.

  3.   Anto dijo

    Tengo dos gatos negros, la mama y el hijo.. la mama es la gatita mas celosa del mundo y por esto es gruñona.. pero cuando quiere es un amor.. y el hijo que es mi bebe es el mas cariñoso del mundo y el gato con mas paciencia, es amoroso y tierno.. eso de la mala suerte es mentira, es solo un color de pelo.. son mas buenos que muchos otros :’)

  4.   Enzo Lupano dijo

    Yo tengo 2 gatos negros, que encontré dentro de una caja en la calle, los recoji con la intención de regalarlos pero me gustaron y me quede con ellos, son geniales macho y hembra son hermanitos y son ultra cariñosos y muy juguetones.

  5.   Ana Canarias dijo

    Yo tengo uno y es el gato mas cariñoso de mundo aunque también muy asustadizo como dicen, es un amor de bichito! Lo cogi de la calle con un tendón roto (nunca se pudo recuperar aunque lo intentamos) pensé es negro con la patita así no tiene muchas oportunidades… Y me lo llevé ahora es un gato muy feliz y yo mas de tenerlo conmigo… Mala suerte? Creo que buena suerte la que tengo yo 😛

  6.   Mercedes dijo

    Son pequeñas panteras negras con unos ojos preciosos y los que he tratado más amables que algunos otros. Pobrecitos, además de esa absurda superstición encima echando leña al fuego. ADOPTA GATO NEGRO http://www.milanuncios.com/gatos/negro.htm

  7.   Monica Sanchez dijo

    Los gatos negros no merecen la mala fama que han tenido desde hace décadas. Son muy, muy especiales 🙂 .

  8.   monica dijo

    Gracias por la nota, tendria que haber mas sobre los gatos negros, Tuve una gata negra hace añares, un primor, nunca la olvidare escuchaba Beethoven conmigo y maullaba con esa musica nada mas, nos adoramos y amamos mucho, hoy descansa en mi jardin. Hace 4 meses casi, aparecio un cachorro de gato negro de unos 9 meses, maullaba y le hable que te paso? hiciste lio y te abandonaron?, me acerque y se dejo tocar, hoy Teo es el Rey de la casa, negro, cariñoso como ningun gato que he tenido, le compre muchos juguetes, felpudos, un baño espectacular, el mejor alimento, vacunas y ya esta castrado, juega feliz y es bastante tranquilo para ser cachorro.

  9.   Mercè dijo

    Creo que más que el color, influye la raza en el carácter. Tengo 9, 4 son rayados gris, 2 son idénticos, y cada uno tiene su personalidad. La manera de comportarse de un gato tiene que ver, y mucho, en como lo trates, viven el presente, pero recordando el pasado, hay que saberlos tratar con mucha cautela, son muy sensibles.
    Son como niños, juegan con todo, y pueden romper cosas sin querer, y se les ha de regañar lo justo, ellos no entienden que eso vale dinero, si les castigas por comportarse “mal” (o simplemente como nosotros haríamos si fuéramos un gato curioso y juguetón) se acordarán y recelarán de ti.
    Les gusta subirse a mis hombros para observar lo que hago, ¡Cuantas veces he visto las estrellas al notar como me clavan las uñas para escalar! y ¿Qué he de hacer? no los puedo regañar, no tienen la culpa de tener uñas, venían así, y se ha de aceptar el juego completo.

  10.   Mercè dijo

    Cada gato es un mundo, y el color es indiferente, la genética influye en la base, más calmado o movido, la suavidad de su pelo, etc. pero que sea “bueno” o “malo” depende de sus experiencias.
    Ejemplos:

    1) Una de las gatas que recogí de la calle, es bonita, color tortuga claro con rasgos “color point o parecido a siamés”, es buena, pero muy desconfiada, y puedo adivinar porqué. Tiene marcas de lesión en la nariz (le falta un trocito) y en el labio (cicatriz).
    La raza “siamés” tiene una voz grave y potente, y cuando maúlla se hace notar…y más si está en celo (que además le sucede con más frecuencia que al resto de las razas) y puede llegar a ser exasperarte para algunos… en resumen, creo que recibió una patada en todo el hocico antes de abandonarla…hay que tener más paciencia, maúlla un minuto y luego se calla, o castrarla.
    Y por cierto que a los 2 meses de parir, ya estaba en celo otra vez…
    Sin embargo, otra gata rayada gris y blanca, también de la calle, cuando tenía el celo, apenas nos enterábamos, no maullaba nada, sólo estaba levemente más amigable con la otra y ya está.
    Una hija de esta “color point-tortuga” ha nacido completamente blanca, y le han ido saliendo los colores “point” poco a poco, es igual que los del envase de Royal Canin. Es preciosa, suave, blandita, muy calmada, buena y tranquila.

  11.   Mercè dijo

    2- Cada gato es un mundo, y el color es indiferente, la genética influye en la base, más calmado o movido, la suavidad de su pelo, etc. pero que sea “bueno” o “malo” depende de sus experiencias.
    Ejemplos:

    2) Otro gato blanco, peludo, precioso con ojazos azules, que encontramos abandonado por la montaña, nos seguía, y al darle comida ya no se separó de nosotras. Lo llevamos a casa para “recuperarlo”.
    Era muy cariñoso, le dimos de comer, lo limpiamos, cepillamos, desparasitamos (es importante poner la pipeta de desparasitación a cualquier gato que venga de la calle), en fin todo.
    Era tan bueno que mi hija y su amiga jugaban con él, le ponían vestidos, lo peinaban… y bueno el gato era feliz (o no)
    Y el precioso gato blanco empezó a recuperarse… comenzó a perseguir a mis dos gatas, de un modo insistente, impuso su “masculinidad” y se hizo dueño de la comida y el aseo gatuno. Mis gatas empezaron a encontrarse bastante incómodas. Orinó en la manta de matrimonio que me costó limpiar. El precioso gato blanco empezaba a ser un problema.
    Hasta que de pronto un día se le echó a la pierna de la amiga de mi hija y le mordió. Le clavó los colmillos hasta el fondo. No entendimos ese cambio repentino de actitud,
    Después de irse la niña (está bien, sólo había que desinfectar bien las heridas de uñas y dientes, con alcohol o similar y controlar que no pasase de una piel hinchada y enrojecida -según el veterinario, que es el que entendía más de este tema-), el gato continuó como siempre, pero yo perdí la confianza en él, no me atrevía a cogerlo o acariciarlo como antes, tenía miedo que de repente se abalanzara sobre mi o mi familia y nos atacara (estaba confusa, le habíamos estado quitando bolas de pinchos de su cola peluda sin que se hubiera quejado para nada, incluso tirándole del pelo un poco porque estaba todo enredado) Pensé que las niñas quizás le habrían molestado demasiado??
    Estaba pensando qué hacer con él ahora, no podía permitir que nos mordiera, hay límites que no se pueden tolerar, esto no era romper un jarrón o destrozarte la decoración. Y en eso estaba cuando mi marido pasó junto a él, el gato blanco, se lanzó a morderle sus bambas o zapatillas de deporte, le mordía con saña y con fuerza, como loco, mi marido se quedó perplejo, no le hacía daño pero la situación era espeluznante. Mi marido sacudía el pie para apartarlo, pero el gato volvía al ataque.
    Bueno, la decisión estaba tomada, el gato saldría de casa, hablé con unos campesinos que tienen unos cuantos gatos para cazar los topos que les comen las raíces, y aceptaron quedarse con el gato, yo les daría pienso también, al menos no pasaría hambre.
    Me daba mucha pena sacarlo de casa, era un gato precioso y ¡era súper bueno al principio! pero lo de que mordiera no podíamos tolerarlo. Y hasta que me lo llevé, averiguamos el porqué de esa rabia. sin duda, en algún momento a ese gato le habían propinado una patada, y probablemente con zapatillas de deporte…
    Si pasábamos junto a él llevando cualquier otro calzado, no ocurría nada, pero al pasar junto al gato en zapatillas de deporte, atacaba las zapatillas.
    Evidentemente, el comportamiento de ese lindo gato se debía al mal trato que recibió, y costará reparar las secuelas del maltrato. Por eso es muy importante tratar con cariño y respeto a los animales, para que no se vuelvan desconfiados y se defiendan de posibles agresiones. Hay que ganarse su confianza poco a poco, y averiguando que es lo que les molesta.
    Un gato que vive tranquilo y confiado, requiere de tus caricias, que le encantan, y comienza a ronronear sólo acercarte. Ahora tenemos 9 y ninguno se ha portado de forma extraña, claro que también los tratamos bien.
    Y por cierto, que puestos a comparar, los perros actúan igual, sólo que son más grandes.

  12.   GABY dijo

    Yo encontré un gatito negro de unos 3 meses en el patio de mi casa mojado y con mucha hambre y decidí quedarmelo es el primer gato que tengo nunca pensé tener un gato xq mi adoración eran solo perros pero ahora muero por los gatos ya lo tengo un año tres meses conmigo lo adoro es muy cariñoso solo que es muy miedoso y cuando llega alguien a la casa el se esconde y la pasa muy mal no se porque tiene tanto miedo a gente que no conoce y desaparece cosa que luego tengo q andarlo buscando por toda la casa quisiera fuera sociable cuando se lo quiero mostrar a alguien hasta me rasguña de lo nervioso que se pone, pero bueno igual lo quiero mucho y no lo cambiaría con otro porque cada gato es único y especial

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Gaby.
      Dale tiempo. Seguro que se termina acostumbrando a las visitas 🙂 .
      Y, por cierto, ¡enhorabuena!

  13.   Ariel Gonza dijo

    Tengo un gato muy travieso

  14.   flamingo rosado dijo

    tengo dos gatos blancos, so un amor , bueno coco es sociaible y quiere muchos a los niños, pero kiko es muy desconfiado y no deja que nadie lo toque, pero los amo a los dos

    1.    Monica Sanchez dijo

      Cada gato es único, pero todos se hacen querer 🙂 . Enhorabuena por tus dos peluditos blancos.

Escribe un comentario