Cafetería en París para gatos

Los cafés parisinos eran conocidos por los grandes pensadores que disfrutaban de las pintorescas terrazas de París tomando un capuccino. Ahora, gracias a un joven empresario, Margaux Gandelon, los cafés parisinos pueden llegar a ser más conocidos por algo totalmente distinto: los gatos.  Le Café Des Chats  está ubicado en el barrio de Marais y se diferencia del resto de cafeterías porque hay gatos que se pasean libremente, dispuestos a ser acariciados y mimados por los clientes.

Este concepto es muy popular en Japón, donde los “Cafés gato” o “Neko cafés, como se les conoce allí, permiten a los clientes tomar algo mientras acarician a los gatos.  Esta idea se ha extendido recientemente en Europa; como Londres, Viena y recientemente, en París.

En las grandes ciudades donde los apartamentos son pequeños y la mayoría de gente apenas tiene tiempo de estar en casa, puede ser casi imposible poseer una mascota y cuidarla bien. Muchos ciudadanos de grandes metrópolis satisfacen sus deseos acudiendo a estos bares y por un rato gozan de la compañía gatuna.

Como siempre, esta iniciativa tiene sus detractores que aseguran que puede que los gatos no deseen ser acariciados por los clientes en muchos momentos y cuestionan la “posible presión” a la que estarán sometidos los mininos, Margaux Gandelon se defiende afirmando lo siguiente: “No vamos a eliminar el estrés a los hombres para infundirle a los gatos, por lo que elegiremos entre los que parecen ser más sociables”.

Más información – Primer café para gatos en Viena

Fuente – Le Café des Chats

 

 


Escribe un comentario