Buenas Relaciones entre Niños y Gatos


Crecer junto a un animalito, es una experiencia maravillosa y muy gratificante, seguramente todos aquellos que han compartido no solo su infancia, sino también su vida con una mascota saben de lo que estoy hablando. Sin embargo, es importante que le enseñemos a nuestros niños pequeños cómo tratar a un animalito, ya que los animales también merecen mucho respeto y cariño de nuestra parte. Este aprendizaje les enseñará y servirá a tratar un ser vivo toda la vida.

Es por este motivo, que el día de hoy, les traemos algunos consejos para que puedan conseguir y lograr que sus hijos aprendan a tener una buena relación con sus animalitos, especialmente con los gatos.

Primero que todo es importante que le enseñemos a nuestros niños cómo manejar adecuadamente a un gatito. Como primera medida, los gatos no deben ser agarrados por la piel del cuello a cada rato. Lo mejor es que el niño tome al gato con mucho cuidado y lo tenga en su pecho. Es importante que tu te encuentres con ellos a todo momento para supervisar lo que esta sucediendo, o por lo menos hasta ver que al animalito le gusta y se siente cómodo con tu hijo.

De igual manera, es muy importante que trates de  supervisar a tus hijos y a tu animalito, ya que al comienzo, si el animalito es nuevo en la familia, no sabrás a ciencia cierta como puede reaccionar. También es muy importante que enseñes a tus hijos a respetar el animal y no le permitas en ningún momento que lo arrincone, o que le pegue, aun cuando sea jugando. El gato podría atacarlo si se siente amenazado.

Cuando empiece a notar que tus hijos van a jugar con tu gato, enséñales a jugar suave, sin brusquedades. Recuerda que los gatos se entretienen con cualquier tipo de juguete u objeto, como por ejemplo una simple hoja de papel.


Escribe un comentario