Ayuda al Parto de tu Gata II


Como lo veíamos anteriormente, generalmente el momento del parto y del embarazo es una de las épocas en as que nuestra gata se encuentra más sensible y que requiere mayores cuidados y mucha atención. Es por este motivo, que nosotros aunque tratemos de guardar distancia, sobretodo cuando se encuentra durante el parto, debemos estar alertas ante cualquier complicación para poner nuestras manos a la obra y ayudarla en lo que esta necesite.

Recuerda que el día del parto, es uno de los días mas importantes para ti y para tu animal, por lo que debes mantenerte cerca de tu gata para ayudarla y asistirla, como por ejemplo ayudándola con los recién nacidos.

Aunque cada uno de los gatos nace en una bolsa independiente y la gata usualmente la rompe para cortar el cordón umbilical, es muy importante que evitemos que el animalito se coma la placenta, ya que podría causarle indigestión o algún tipo de malestar en el estómago. Si llegase a suceder que la gata no rompe la bolsa, es vital que seamos mostros quienes lo hagamos, tratando de secar suavemente y con mucho cuidado el recién nacido, removiendo la bolsa con ayuda de una toalla para limpiar muy bien su boca y su nariz.

De igual manera puede suceder que la gata no corte el cordón umbilical por lo que deberemos ser nosotros quienes lo cortemos. Para esto deberás utilizar un hilo, esterilizado previamente con alcohol, atándolo alrededor del cordón, a mas o menos dos centímetros del cuerpo del cachorro. Luego debes cortar el cordón con unas tijeras que también deben estar desinfectadas.

Recuerda que, si no sabes cómo actuar durante el parto, o si tienes alguna duda, es importante que avises y consultes con un veterinario para evitar cualquier tipo de complicación que ponga en riesgo a tu gata y a sus cachorros.


Escribe un comentario