Asma en los gatos

Gato asmatico

Aunque muchas veces los gatos sean discriminados y despreciados, hay que saber que estas mascotas comparten más características comunes con las personas de las que podemos imaginar. Con solo decirte que hasta comparten enfermedades que únicamente se presentan en felinos y seres humanos. Y una de ellas es el asma.

Uno de los síntomas más comunes que alertan de su presencia en nuestro gato es la clásica tos y la dificultad para respirar. La enfermedad se debe a la obstaculización que encuentra el aire para fluir a través de las vías respiratorias, ya sea por la inflamación de éstas, contracción muscular, o la acumulación de moco.

El asma es una enfermedad que afecta principalmente a los bronquios, el par de conductos en que se bifurca la traquea y se ramifica en el interior de cada pulmón, y es considerada una afección respiratoria similar a la bronquitis, en la cual se inflama la mucosa bronquial de forma crónica o aguda, aunque en el caso de los gatos es difícil diferenciar el asma de la bronquitis.

Según algunos estudios, la proporción de presencia de asma en gatos es de 1 por cada 100 felinos, existiendo un 5% más de probabilidades en ejemplares de la raza siamesa.

Una de las principales formas de detectar el asma en nuestro gato es observar su comportamiento atentamente luego de haber hecho ejercicio, y tratar de detectar si al intentar tomar aliento lo hace con la boca abierta y mediante un notorio esfuerzo abdominal.

Gato con inhalador para el asma

Los síntomas del asma en gatos podrían también confundirse con otras afecciones causadas por infecciones o parásitos, de ahí la gran importancia de diagnosticar la enfermedad a tiempo para poder comenzar un tratamiento adecuado para con nuestra mascota.

Dicho tratamiento se basará en la aplicación de corticoides y broncodilatadores, recordándose que se tratará de un tratamiento paliativo y no curativo, ya que el asma es una enfermedad crónica.

A la hora de llevar nuestro gato a la consulta médica, seria de mucha ayuda ir con una muestra de su materia fecal para que el veterinario pueda descartar un caso de parásitos.

Dependiendo de si el cuadro asmático es leve, moderado o grave, el tratamiento puede ser constante o esporádico, teniendo buena parte de participación en él el propio dueño, especialmente a la hora de utilizar inhaladores, por lo que es conveniente que te asesores muy bien con el medico veterinario para que te pueda brindar todas sugerencias y precauciones al respecto.

Más información: gatos asmaticos


Un comentario

  1.   Zoraida/caracas dijo

    tengo una gatita meztiza de 8 meses y resulto asmatica y efectivamente lo note en un momento de juwgoa con poco ejercicio y ella saco la lenguita y empezo a jadear y alli empezo mi tormento

Escribe un comentario