Aseo General de tu Gato


Como ya lo hemos visto en entradas anteriores, con excepción de los gatos esfinge y rex, la mayoría de los gatos domésticos tienen una capa de pelo, gruesa o fina, que prácticamente mudaran durante los 365 días del año. Es muy probable que, durante la primavera y el otoño, nos encontramos viviendo con la gran cantidad de pelo que se le cae a nuestra mascota, pero no te preocupes, es absolutamente normal, solo que debes tener ciertos cuidados para evitar que este pelo se vaya acumulando en las alfombras, en los muebles y en los sofás.

Generalmente, para mantener a tu animalito de pelo corto en óptimas condiciones, es importante que lo cepillemos por lo menos una vez por semana, mientras que a los gatos de pelo semi largo es importante cepillarlos mas o menos 2 veces a la semana. Sin embargo, si tienes un gato de pelo largo, como por ejemplo un gato persa, será una historia completamente diferente.

La textura del pelaje de los gatos persa de pelo largo, hace que se enrede inevitablemente después de pasar un par de días sin cepillarlo, por lo que debemos tratar de cuidar muy bien su pelaje para evitar nudos y enredos. De igual manera, en caso de no prestar atención al pelo de tu gato, no solo el pelaje podría sufrir las consecuencias del descuido, también la piel podría llegar a irritarse y a generar sarpullidos y erupciones.

Para cepillar este tipo de gatos, te recomiendo que utilices peines y cepillos recomendados por un veterinario, ya que estos dependerán de la textura y la longitud del pelo y además también, del tipo de gato que tengamos.

Recuerda que es muy importante que de vez en cuando realicemos un baño especial a nuestra mascota aunque no se encuentre en nuestros planes ni en los del animal. Podemos utilizar un champú especial para gatos, para evitar que se alteren las glándulas sebáceas y se produzca cualquier tipo de problema en su piel.


Escribe un comentario