Adoptar a un gatito con responsabilidad

Gatito joven

Estamos en plena temporada de gestaciones felinas. Dentro de un mes o dos habrán muchos gatitos nuevos cuyas madres habrán destetados ya, pero ¿qué será de ellos? Con suerte, algunos acabarán en un refugio de animales donde les buscarán un buen hogar, pero no todos correrán la misma suerte. Por este motivo hoy me gustaría hablarte de cómo adoptar a un gatito con responsabilidad.

A todos nos gustan los cachorros: son adorables. Sin embargo, hay que tener en cuenta que ellos también crecen.

Tener a un gatito conlleva trabajo. Te dará muchísimas alegrías, te hará reír, y se acurrucará a tu lado para ver la televisión o descansar. Pero también suponen un gasto económico: necesitará vacunas, microchip, pienso, comederos, rascador, juguetes, y llegado el momento, será muy recomendable esterilizarlo/castrarlo. Durante el primer año de edad habrá que desembolsar más dinero que en los años posteriores, pero de los cuidados que reciba durante los primeros meses de vida dependerá en gran medida su salud futura.

Es muy frecuente escuchar a personas decir que los gatitos son preciosos, y muy pocas veces pensamos en que estos animales crecen. Cuando son bebés les damos todos los cuidados que necesitan, pero cuando alcanzan la edad adulta no son pocos los que terminan abandonándolo en la calle a su suerte.

Gatito durmiendo

Los centros de protección animal, así como las perreras, están llenos de gatos adultos que comenzaron su vida en un hogar, y que sin embargo ahora deben estar en una jaula hasta que su ”ángel de la guarda” aparezca. Lamentablemente, la mayoría no tendrá esa suerte. Sin embargo, cada vez son más las personas que se hacen cargo de los gatos abandonados o callejeros, esterilizándolos y cubriendo sus necesidades básicas de comida y agua.

Pero no hay que dejar en sus manos el cuidado del gatito que vas a adoptar.


Categorías

Adopción

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

3 comentarios

  1.   SOFIA ANASCO dijo

    hola,me intereza saber si tienes por casualidad un gatito blanco para adoptar pronto.GRACIAS POR LEER ESTO.¡ES URGENTE!!!!!!

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Sofía.
      Para adoptar a un gatito debes de visitar un refugio o protectora de animales. Allí podrás encontrar a tu nuevo amigo 🙂
      Un saludo!

  2.   Mercè dijo

    • -Mi experiencia gatuna-
    • Mi hija se encaprichó con tener un gatito, lo pidió a todas horas durante semanas.
    • Buscamos un gatito por tiendas, calles, protectoras e Internet unos dos meses.
    • En tiendas 900€!, en protectoras no nos los “vendían” porque no los cedían a niños (por irresponsables) aunque la mía tenía 11 años ya, y en Internet sólo había protectoras en aquella época, antes de Navidad.
    • Optamos por buscar por las calles, y ante la desesperación ya daba igual, la edad o otros factores, simplemente queríamos un gato!
    • Finalmente nos ayudaron a coger uno cualquiera, el que atraparan con comida, en una zona transitada por camiones…
    • Cogieron a una gata adulta, no era sociable, pero era bonita, multicolor con ojos azules, y pensamos que al menos la libraríamos del frio y de los camiones. Sentimos mucha felicidad al tener al fin un gato.
    • Después de 1 año sigue sin dejarse coger, aunque se deja acariciar y se la nota contenta.
    • Como es bonita, y se ponía pesada con el celo, la dejamos criar.
    • Ningún gatito salió como ella, ni como los “padres”, Y los carácteres son totalmente diferentes en cada gatito.
    • La ayudamos a parir (5) porque después del segundo estaba exhausta y al ver que le costaba atender a los recién nacidos, se los poníamos cerca para que rompiera la placenta rápido, se la comiera, los lamiera para darles vida, etc.
    • He leído muchas veces en Internet lo de que nacen muertos, no es cierto siempre, su madre al lamerlos los reanima.
    • A la hora de darlos, no hemos podido, los hemos casi traído al mundo, amamantado para ayudar a la madre, dado la mejor atención, comida, juguetes. Se nos encoge el corazón sólo de pensar en que alguno pudiera abandonarnos.
    • Hasta los 2 meses, es un crimen separarlos de la madre, porque se necesitan mutuamente, sufren mucho si no se tienen.
    • En caso de tener que dar alguno, mejor dar dos del mismo sexo, juegan mucho entre ellos, lo pasarían mal solos.
    • Para sobrellevar el gasto les hago yo la comida, cuezo pollo o gallina con un poco de aceite y después lo trituro todo con arroz, Potax, atún de lata, zanahorias, patatas, guisantes… Serán carnívoros, pero con solamente carne se estriñen mucho.
    • Tiene muchas ventajas hacerles la comida; precio, comodidad (envaso al vacío para toda la semana), salud (sé lo que les pongo, fresco, sin grasas malas y limpio), alegría (si comen bien se sienten alegres), defecaciones limpias, apenas huelen.
    • Otro detalle de la comida, es que no hay que darles la comida fría, ni tal cual de la nevera, mejor calentarla un poco.
    • El pienso, si es bueno, sin subproductos ni elaborados raros, va bien para que tengan siempre comida a su disposición. En Internet hay una tienda online donde detallan la composición de todos piensos y además con precios competitivos.
    • En la arena es donde más se gasta, tiene que ser sí o sí, aglomerante, para recoger pipí y popó, y para mantenerle las patas secas y bien limpias, o si no ensuciarán lo que pisen.
    • Un rascador de esos enormes es esencial porque lo utilizan para todo; afilarse las uñas, trepar, jugar, dormir.
    • Los gatos son como pequeños monos, subirán saltando o escalando a cualquier lugar de la casa, incluidos nosotros, tengo dos que les encanta observar lo que hago desde mi hombro, y por supuesto suben escalando por las piernas y espalda…
    • Para acoger un gato en casa, toda la familia ha de estar de acuerdo para que no hayan problemas a la larga.
    • Son animales muy limpios, y por lo tanto aunque sean animales lo quieren todo muy limpio; agua, comida, cama, lavabo…
    • Los gatos, si no salen de casa, comen sano y están bien cuidados, apenas se ponen enfermos o dan problemas. Lo único castrar a los machos si conviven machos y hembras. Por cierto que cada hembra tiene un celo diferente, silenciosa o no.
    • Cuidado con balcones, ventanas y puertas abiertas. Son muy curiosos y saltarán o escaparán, más si están en celo…

Escribe un comentario