A partir de qué edad se puede bañar a un gato

Gato aseándose

Los gatos dedican gran parte de su tiempo a asearse: después de comer, después de dormir, después de dar una vuelta, después de descansar,… en fin, después de hacer cualquier cosa. Incluso si se notan extraños también se asearán. Son animales extremadamente limpios por propia naturaleza, ya que en estado salvaje, un animal que huela demasiado puede ser presa fácil para los depredadores. Lo sabemos. Un peludo que está en casa no necesita protegerse de nadie, pero poco se puede hacer contra el instinto.

Aún así, a veces no nos quedará más remedio que encargarnos nosotros de su higiene personal, así que voy a decirte a partir de qué edad se puede bañar a un gato.

Los gatos se pueden empezar a bañar a los 2 meses, aunque es mejor esperar a los tres meses cuando ya tengan la primera vacuna al menos. Hacerlo antes puede ser muy perjudicial para el animal, ya que podríamos incluso poner en peligro su propia vida. Así, cuando cumpla mínimo las 8 semanas de edad, podrás acostumbrarlos poco a poco al baño. En ningún momento debes obligarle a hacer nada, pues de hacerlo acabaría asociando el baño (y no sólo el aseo en sí, sino también el WC), con algo negativo (estrés).

Los cachorros son muy curiosos, por lo que no te será muy difícil que sienta ganas de acercarse al agua. Eso sí, antes de meterlo en la bañera, te recomiendo que las primeras veces lo bañes en una bañera para bebés o en un barreño al que le habrás echado no más de 2cm de agua templada. Háblale en tono suave, con tranquilidad, mientras te aseguras de que no le entre espuma ni en la cara ni en sus orejas. Luego sólo tendrás que retirársela con agua y secarlo con una toalla.

Gata limpia

No es complicado bañar a un gatito, pero sí que lo es acostumbrar a un gato adulto al baño. Por lo que si tienes pensado bañarlo de vez en cuando, cuanto antes empieces (recuerda, nunca antes de las ocho semanas de edad), menos le costará.


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario